Las llegadas de inmigrantes a España en enero, la mitad del total de la Unión Europea

EFE

varsovia. Más de 6.700 inmigrantes irregulares llegaron el pasado enero a la UE, un tercio menos que en diciembre de 2018, y la mitad de ellos tuvieron España como destino, según informó ayer la agencia Frontex. El pasado enero, la llamada ruta del Mediterráneo Occidental, que llega a España, registró alrededor de 3.700 ilegales, un 17% menos que en diciembre pero más del doble que en enero de 2018.

Los ciudadanos de Marruecos, Guinea y Mali representan el mayor número de llegadas en España este enero. El número de irregulares que llegaron a Italia fue de 150, un 76% menos que en diciembre del pasado año y un 96% menos que en enero de 2018. Los tunecinos y bangladesíes fueron las dos nacionalidades más representadas en esta ruta. En Grecia se registraron en el pasado enero cerca de 2.500 llegadas irregulares a través de la llamada ruta del Mediterráneo Oriental, un 44% menos que en diciembre pero un 10% más que en enero de 2018. Los sirios y los iraquíes se mantienen como las dos principales nacionalidades en llegar a Grecia a través del Mediterráneo Oriental.

La principal ruta migratoria a través de los Balcanes Occidentales, desde Serbia hasta Hungría y Croacia, sigue manteniendo un bajo número de migrantes irregulares, mientras que la ruta paralela a través de Albaniaestá registrando una mayor presión.