La Junta crea ocho nuevas unidades contra la violencia machista

El consejero Aguirre, ayer durante el acto de presentación de las nuevas guías. /J. L. Piedra
El consejero Aguirre, ayer durante el acto de presentación de las nuevas guías. / J. L. Piedra

El Gobierno andaluz refuerza también su lucha contra esta lacra con una guía para mejorar la atención del personal sanitario

JOSÉ LUIS PIEDRA

El Gobierno andaluz ha reforzado su lucha para erradicar la violencia de género y ha creado ocho nuevas unidades de valoración integral de este tipo de violencia en cada una de las provincias de la comunidad, con lo que duplica este servicio en los juzgados específicos de violencia machista. Se trata precisamente de un servicio que desde las filas de Vox se puso en cuestión por la falta de preparación y profesionalidad de algunos de los trabajadores que desempeñan su labor en estas unidades. Esta formación criticó la falta de colegiación de algunos psicólogos destinados en las mismas. Con este argumento, el grupo parlamentario de Vox sustentó su petición del listado de estos empleados para acceder a la información sobre su titulación, asunto que levantó una encendida polémica política especialmente por las críticas de la oposición cuando se confirmó que esos datos habían sido suministrados a la formación que lidera Santiago Abascal.

La duplicación de estas unidades, que cuentan con un coste que ronda los 700.000 euros, fue anunciada ayer por el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, que aseguró que ahora son ya 17 las que están en funcionamiento en Andalucía, dos en cada provincia y una más en Cádiz, situada en los juzgados del Campo de Gibraltar.

Estas unidades, que están integradas por personal médico forense y profesionales de la psicología y de trabajo social, son multidisciplinares de carácter técnico y trabajan en los juzgados, adscritas a Instituto de Medicina Legal de cada provincia. Su función es realizar una valoración integral de los efectos de la violencia física, psíquica y sexual en las víctimas. Además, se encargan también de evaluar los efectos de la exposición a la violencia y de las agresiones por parte de los hijos menores a cargo de la víctima. Ester servicio integral analiza además la peligrosidad objetiva y el riesgo de reincidencia del agresor.

Estas unidades fueron las que cuestionó Voxal pedir el listado desus trabajadores

Juan Marín, en su participación ayer en Sevilla en una conferencia organizada por la Ser, adelantó también el refuerzo de los juzgados que llevan casos de violencia de género en Andalucía con la dotación suplementaria de más de 90 funcionarios interinos para agilizar la tramitación de los mismos, una ampliación de personal que tendrá un coste de 1,8 millones de euros.

El número dos del ejecutivo andaluz subrayó que todas estas medidas son posibles gracias al ahorro que se está consiguiendo con el adelgazamiento de la Administración y la supresión de 200 entes sin ninguna utilidad, como es el caso de la Fundación Mediara en el ámbito de su departamento.

Guía sanitaria

A las medidas de la Junta para potenciar su lucha contra la violencia de género se suma también una guía para profesionales sanitarios con el objetivo de mejorar la atención en los hospitales y centros de salud a las víctimas. Esta iniciativa, que fue presentada también ayer por el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, tiene como finalidad ofrecer orientación y pautas de actuación homogéneas a los sanitarios antes este tipo de casos.

Jesús Aguirre señaló la necesidad de reducir las cifras «impresentables» que se registran como consecuencia de este grave problema social, que se ha cobrado la vida de 993 mujeres, asesinadas a manos de sus maridos o parejas sentimentales desde 2003. Según el consejero, los profesionales sanitarios juegan un papel fundamental en su atención y ayuda a la víctimas, especialmente a través de la Atención Primaria cuando lleguen para ser atendidas por sus lesiones físicas o psíquicas.

El titular de Salud y Familia afirmó que esta guía forma parte del cumplimiento del Pacto de Estado contra la Violencia de Género que se firmó en el Congreso de los Diputados y en el Senado en 2017 y su edición ha sido financiada con los fondos estatales destinados a está en la línea de trabajo que persigue convertir a los centros sanitarios en espacios de detección temprana, atención y derivación de este tipo de casos en Andalucía y que sean así el punto de partida para que el abordaje sea lo más precoz y eficaz posible.

La Guía Rápida del Protocolo de Actuación Sanitaria ante la Violencia de Género, como se denomina, cuenta con la edición de 15.000 ejemplares que se van a distribuir por todos los centros sanitarios públicos andaluces. En el manual se encuentran descritos de manera resumida los indicadores establecidos para la detección de casos de violencia, la valoración biopsicosocial a realizar a las mujeres y los distintos planes de actuación, dependiendo de la seguridad y el riesgo en que se encuentran.

Junto a la edición de estas guías, la Consejería de Salud y Familias trabaja activamente en la lucha contra la Violencia de Género con otro tipo de medidas como es el caso de la aplicación ACTÚA, una nueva herramienta disponible en la web de la Consejería que contiene indicaciones para la detección ante sospecha de maltrato y las directrices de los protocolos de actuación.

El departamento de Salud promueve además, a través de Red Formma, una completa formación de los sanitarios, que abarque desde la aplicación de técnicas y procedimientos propios de su profesión hasta las características, causas, efectos y consecuencias de la violencia de género.

Por último, la Consejería que dirige Jesús Aguirre tiene en funcionamiento actualmente 44 centros con Comisiones Interdisciplinares, incluidos en el plan de cada centro sanitario, para abordar los problemas ante este tipo de casos, foros en los que se mantienen reuniones de trabajo con otras entidades implicadas y con la sociedad civil para mejorar la respuesta contra este problema.