La Junta pondrá en marcha un teléfono de violencia intrafamiliar fruto del acuerdo presupuestario con Vox

La Junta pondrá en marcha un teléfono de violencia intrafamiliar fruto del acuerdo presupuestario con Vox
EP

Bendodo asegura que no sustituirá al de violencia machista, pero la oposición critica «un derroche» que puede generar confusión

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

La Junta de Andalucía ha aprobado esta mañana la puesta en marcha por parte de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de un teléfono de atención a las «víctimas de violencia intrafamiliar» distinto al de la violencia de género, el 016. Este nuevo servicio es una de las propuestas recogidas en el acuerdo del pasado junio del bipartito PP y Cs con Vox para la aprobación del Presupuesto de 2019. El Consejo de Gobierno ha impulsado en su reunión de hoy otras cinco medidas incluidas en dicho acuerdo, como la modificación de la normativa reguladora de la declaración de municipio turístico; la modificación de las bases para la concesión de subvenciones en materia de memoria democrática; la mejora de los servicios de 'respiro familiar' en relación con personas con discapacidad; un plan de infraestructuras de los centros de atención a la dependencia públicos y otro plan de mejora de las oficinas comarcales agrarias.

Este impulso a las medidas del acuerdo se produce en plena nueva negociación para el Presupuesto de 2020. Vox ya ha avisado que no apoyará las nuevas cuentas si no se cumple con lo pactado.El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ha hecho hincapié en un desayuno coloquio esta mañana en Sevilla del alto grado de cumplimiento (el 60%) del acuerdo con Vox, grupo al que ha agradecido su colaboración en la aprobación de las cuentas.

De todos los asuntos mencionados el que más eco ha tenido es el del teléfono de violencia intrafamiliar, medida que ha recibido críticas duras de la oposición. El PSOE considera que se trata de un «derroche» que además pone «en cuestión» y «blanquea» la violencia de género. «Nos dicen que la violencia de género es una de las muchas que hay y ocultan el machismo y sus causas», ha manifestado la diputada socialista Soledad Pérez. Adelante Andalucía opina que la nueva línea «no aporta nada» y «ningunea» la violencia machista. «Es producto del equilibrio del Gobierno con la ultraderecha para mantener la mayoría numérica«, según la diputada Inmaculada Nieto. También CC OO y UGT han emitido comunicados criticando la medida por entender que generará confusión en la lucha contra la violencia machista.

El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, ha remarcado que la nueva línea de teléfeno será distinta a la de las víctimas de violencia machista, el 016, sobre la que no se va a dar un paso atrás. «El número no va a sustituir al de violencia de género, que se encuentra operativo y va a seguir», ha insistido. Ha recordado que el Código Penal recoge tanto la violencia de género como la intrafamiliar con consideraciones jurídicas distintas.

El nuevo servicio telefónico se ceñirá a lo que dice el Código Penal y atenderá casos de violencia doméstica distintos a la machista «como puede ser la ejercida de un hijo hacia sus padres o abuelos». Añade que se trata de «una triste realidad en nuestra sociedad», como demuestra que en 2018 se produjeran 2.926 denuncias de este tipo en la comunidad y 14.972 en toda España, según datos del Poder Judicial.

La Junta aún no ha cuantificado el coste de la nueva línea, que estará operativo en 2020. El del 016 de la violencia machista tiene un coste anual de 530.000 euros.