Más de cien mil personas dependientes aguardan ser atendidas en Andalucía

La consejera de Iguadad, Rocío Ruiz. /Julio Muñoz. EFE
La consejera de Iguadad, Rocío Ruiz. / Julio Muñoz. EFE

El Gobierno PP -Cs denuncia que el PSOE ocultó a 34.733 demandantes

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Más de cien mil personas dependientes, ocho mil de ellas en grado máximo, aguardan ser atendidas en Andalucía en aplicación de la Ley de Dependencia. La Junta de Andalucía pondrá en marcha un plan de choque de 77 millones de euros a lo largo de este año para aminorar una lista de espera de dependientes «colapsada», según anunciaron tras el Consejo de Gobierno los consejeros de Presidencia y Portavoz, Elías Bendodo, y de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz.

El plan tiene como objetivo principal incorporar al sistema de manera gradual a las 109.470 personas que aguardan ser atendidas por el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD). Bendodo y Ruiz denunciaron que entre ellos hay 34.733 andaluces que no están contabilizados en las estadísticas oficiales. Se trata, según ambos, de una lista de espera oculta como la destapada hace tres semanas en la sanidad pública. «No estaban informatizadas, pero existen», dijo Ruiz. Para Bendodo se trata de un «nuevo engaño» y «un gran fraude social» del anterior ejecutivo socialista que el actual del PP-Cs se propone «corregir con un plan de choque».

La cifra responde a las solicitudes de personas a las que no se les ha hecho la valoración preceptiva para estimar el grado de dependencia. Las solicitudes iniciales fueron 388.846, de las que 354.473 cuentan con resolución (287.340 con derecho a la prestación y 67.133 sin ella) y otras 34.373 están pendientes de grado, según los datos ofrecidos por la Consejería de Igualad. De estas últimas hay 4.439 que ya cuentan con valoración, pero hay otras 29.934 que no disponen de ella. Muchas de las solicitudes no pueden ser valoradas porque no cuentan con el preceptivo informe sanitario.

En la actualidad un total de 212.243 personas se benefician de prestaciones de dependencia en Andalucía, el número más alto desde que se aprobó la ley. El informe presentado por la consejera de Igualdad al Consejo de Gobierno cifra en un total de 75.097 las personas en la actualidad pendientes de que se les realice su plan individual de atención (PIA) para poder disfrutar de algún recurso del catálogo de prestaciones, ya sean económicas, atención residencial, centro de día, ayuda a domicilio o teleasistencia, entre otras.

Entre estos hay 8.196 grandes dependientes «esperando en sus casas», informó la consejera de Igualdad. Se trata de personas sin apenas movilidad y que necesitan alguien que les cuide a diario y de forma constante. De ellos hay 313 menores. A otros 17.229 de la lista de espera se les reconoce un grado de dependencia severa, mientras que la cifra de dependientes moderados en lista de espera asciende a 49.672.

Ruiz hizo hincapié en los 34.373 que figuran como solicitudes, pero de los que no se conoce qué grado de dependencia tienen y que por ello no aparecen en la estadística de espera oficial. Están en un limbo y muchos aguardan desde hace años saber qué ha sido de la solicitud que presentaron. Por ello uno de los objetivos del plan de choque es digitalizar el servicio de atención de la dependencia para agilizar el procedimiento y conocer la situación de los usuarios afectados.

Entre las otras batería de medidas se encuentra revisar los criterios de gestión y los protocolos de actuación y mejorar la coordinación entre el sistema social y sanitario; y también con los servicios comunitarios de las entidades locales.

Rocío Ruiz lamentó que nunca se haya cumplido la ley sobre dependencia para que en seis meses los demandantes tengan una respuesta de la administración. Preguntada sobre la queja del anterior gobierno socialista de haber financiado a pulmón la dependencia, dado que el Gobierno central siempre incumplió la aportación del 50% que marca la ley, reconoció la falta de financiación como uno de los problemas para atender la demanda de la dependencia, pero reprochó a sus antecesoras en políticas sociales de la Junta no haber insistido lo suficiente. Anunció por ello que reclamará al Gobierno que salga de las urnas del 28 de abril que cumpla con lo establecido. La Junta de Andalucía destinó el pasado presupuesto a dependencia 1.214 millones de euros. Hace un año, la Junta reconocía una lista de espera de 92.000 dependientes. El Observatorio de la Dependencia calificó de «crítica» la situación, del mismo modo que el Defensor del Pueblo andaluz.

El Consejo de Gobierno aprobó el nombramiento de Gloria Espinosa de los Monteros como directora gerente de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia, que cuenta con dos mil empleados. Funcionaria de carrera, ha desempeñado diversos puestos de alta funcionaria en anteriores ejecutivos, entre ellos en el de la dirección general de Fondos Europeos.

Por provincias

- Almería. 6.197 pendientes del plan individual de atención (PIA); 18.865 beneficiarias.

- Cádiz. 13.609 pendientes del PIA; y 26.211 beneficiarios.

- Córdoba. 6.620 pendientes del PIE y 22.248 beneficiarios.

- Granada. 11.896 pendientes del PIE y 25.558 beneficiarios

- Huelva. 4.576 pendientes del PIE y 15.687 con prestaciones.

- Jaén. 366o pendientes del PIE y 25.522 beneficiarios.

- Málaga. 12.114 pendientes y 33.521 beneficiarios

- Sevilla. 12.722 pendientes y 44.601 beneficiarios.

El PSOE ataca: ¿De dónde sacan una lista de espera de 35.000 personas aún no valoradas?

La reacción del PSOE tardó poco después de que la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, anunciara una lista de espera «ficticia» porque hay 34.733 demandantes de dependencia sin contabilizar en la estadística oficial. Ruiz llegó a decir que los datos «conmueven y dan vergüenza» y son reflejo de una «dejación de funciones y sobre todo una falta de humanidad».

El coordinador de la secretaría general del PSOE y diputado, José Fiscal, acusó al bipartito del PP y Ciudadanos de «manipular» y mentir sobre los datos del sistema de dependencia. Recordó que ha sido financiado por la Junta en un 82 % frente al 18 % aportado por el Gobierno de la nación, pese a que la ley establece que cada administración debe aportar un 50 %.

Fiscal dijo al PP andaluz que no le acepta «ninguna lección». Acusó al presidente de la Junta, Juanma Moreno, de «sacar de la Seguridad Social a más de 150.000 cuidadoras» cuando era secretario de Estado en el Gobierno de Rajoy.

Por su parte, la diputada del PSOE Soledad Pérez escribió en su cuenta de Twitter: «Es sorprendente que desde el Consejo de Gobierno se den datos falsos y se mienta con impunidad. ¿De dónde sacan una lista de espera de 35.000 personas aún no valoradas; Si no se sabe si son dependientes o no, por qué los contabilizan. De dónde sale el dinero y para qué?».

El mismo sistema empleó el diputado malagueño Miguel Ángel Heredia, quien refiere en su cuenta de la red social lo siguiente: «Tuve el orgullo de ser ponente de Dependencia, ley que aprobó un gobierno PSOE. Me parece indigno que Moreno Bonilla anuncie un plan para dependencia cuando quiso eliminarla y Susana Díaz la mantuvo a pulmón».

El PP, por su lado, defendió la denuncia realizada en la mañana por el consejero de Presidencia y Portavoz del Gobierno y arremetió contra el PSOE por ello. La portavoz de Políticas Sociales del PP en la Cámara autonómica, Ana Vanesa García, dijo que «el nuevo escándalo del PSOE-A, que ha ocultado a 34.000 andaluces en las listas de espera de dependencia, evidencia que los socialistas se han dedicado más a encubrir su mala gestión que a resolver los problemas de los andaluces».