La Junta modificará el proceso de formación y la selección de los directores de los centros escolares

La nueva norma pretende fomentar el liderazgo y la transparencia en la elección y promoción de directores./SUR
La nueva norma pretende fomentar el liderazgo y la transparencia en la elección y promoción de directores. / SUR

La norma modificará la vigente de 2017 con la finalidad de fomentar el liderazgo y la transparencia en la elección y promoción de directores

EFESevilla

La Consejería de Educación modificará el proceso de formación y selección de los directores para fomentar el liderazgo, la transparencia y la evaluación de los responsables de los centros docentes públicos Andalucía.

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha informado al Consejo de Gobierno del inicio de los trámites de proyecto normativo que regulará el procedimiento para la selección, nombramiento, evaluación, formación y reconocimiento del personal de dirección de los centros docentes públicos no universitarios.

La norma modificará la vigente de 2017 con la finalidad de fomentar el liderazgo y la transparencia en la elección y promoción de directores, así como mejorar la evaluación de la dirección, y se prevé que entre en vigor el curso 2019/2020.

Para la elaboración de la futura normativa, la Consejería quiere contar con la comunidad educativa, asociaciones de directores, los sindicatos y con todas las partes implicadas con el fin de que el texto sea fruto del debate y alcance el mayor consenso posible.

Entre los aspectos más relevantes de la nueva normativa reguladora de la dirección escolar destaca el establecimiento de nuevas características en el proceso de selección para que se pueda elegir a los mejores candidatos con agilidad, transparencia y eficiencia.

Además, se mejorarán y actualizarán los procesos de evaluación del desempeño de la dirección con el fin de definir un procedimiento de evaluación tanto procesual, a lo largo del curso escolar y que fomente los procesos de mejora continua, como al final, para la acreditación y valoración positiva del ejercicio de la dirección. Esto permitirá un adecuado reconocimiento y valoración de su desempeño.

Otras de las cuestiones que se estudiarán con la comunidad educativa y agentes sociales es el refuerzo de la formación, tanto inicial como continua, para el desempeño de la función directiva.

Para ello, se establecerán las líneas estratégicas para el diseño y desarrollo de los proyectos de dirección.EFE