La Junta informa a Vox de que el 40% de los trabajadores contra la violencia machista no está colegiado

La Junta informa a Vox de que el 40% de los trabajadores contra la violencia machista no está colegiado

Juan Marín defiende la cualificación de los profesionales contra las sospechas de lo contrario lanzadas por Serrano

SUR SEVILLA.

La Junta de Andalucía ha trasladado a Vox los datos que ha solicitado sobre los trabajadores, médicos y psicólogos que integran los equipos de lucha de violencia de género, que indican que más del 40% no está colegiado, según explicó el vicepresidente del Gobierno, Juan Marín. Estos datos ya fueron avanzados por el vicepresidente en el Parlamento el pasado marzo, así como la pasada semana informó del 40% de no colegiados. La Junta no ha dado a Vox los nombres de los empleados.

Marín salió al paso de las declaraciones del líder de Vox, Francisco Serrano, de que los datos aportados por la Junta indican que el porcentaje de no colegiados es de más del 50 por ciento, una información que, a su juicio, «es bastante escandalosa». Francisco Serrano añadió que la información la tendrán que analizar en profundidad para decidir si plantean alguna iniciativa o alguna pregunta al Gobierno andaluz.

Según el líder de Vox, este asunto «afecta a muchísimos andaluces en un tema transcendental como son las cuestiones de violencia de género», y sobre todo a los equipos psicosociales «donde se tienen que tomar decisiones fundamentales sobre la custodia de los hijos». Serrano insistió en que siendo colegiados es como se puede pedir responsabilidad deontológica a los colegios profesionales, algo que ocurre en cualquier profesión «como un médico o un abogado», y se pueda recurrir a un colegio «donde tu puedas pedir después una sanción disciplinaria». Tras advertir de que «la ley y el Tribunal Constitucional» exige que los profesionales estén colegiados, Serrano reiteró que a Vox no les interesa «ni el sexo ni el nombre ni las cuestiones personales» de los trabajadores sino «los datos profesionales, la cualificación de estas personas y si están colegiadas».

La respuesta del vicepresidente del Gobierno andaluz no se hizo esperar y explicó a los periodistas que Serrano «se confunde» en su denuncia porque «una cosa es no tener la titulación y preparación otra es no estar colegiado». «Él, como magistrado debería saberlo. Todos los trabajadores que prestan su servicio en la atención en las unidades de violencia integral de género y los equipos psicosociales tienen toda la preparación y capacidad necesarias para desarrollar su trabajo», subrayó Marín. Otra cuestión, según el vicepresidente de la Junta, es que la administración andaluza haya trasladado a Vox un documento en el que se le informa de «cuántas de esas personas están o no colegiadas: aproximadamente un 60 por ciento lo están, y al 40 % que no lo están se les ha hecho las indicaciones desde la Consejería de Justicia» para que se colegien. «En ningún caso, bajo ningún concepto, se puede decir que alguna de estas personas no esté cualificada para hacer su trabajo», apostilló.