La Junta de Andalucía rechaza que la financiación autonómica se negocie de manera bilateral

El consejero Arellano, en una imagen de archivo. /
El consejero Arellano, en una imagen de archivo.

«La infrafinanciación de Andalucía no puede continuar más tiempo», afirma el consejero de Hacienda

EFE

El consejero andaluz de Hacienda, Antonio Ramírez de Arellano, ha advertido hoy que la financiación autonómica no puede negociarse ni establecerse de manera bilateral -entre el Gobierno y cada comunidad- porque es «algo consustancial a nuestro Estado y a nuestro proyecto de país».

En declaraciones a los periodistas, el consejero ha advertido que «la infrafinanciación de Andalucía no puede continuar más tiempo», que se necesita un nuevo modelo «ya» y que el Gobierno andaluz mantiene todas sus reivindicaciones en esta materia, además de recordar que se trata de un acuerdo del Parlamento andaluz «de muy amplia mayoría» (respaldado por 101 de 109 diputados).

Precisamente, el Gobierno ha pedido a los grupos parlamentarios que se reafirmen en ese acuerdo, que declaraba, entre otros extremos, «la urgencia» en abordar un nuevo modelo de financiación autonómica porque «afecta a las condiciones de igualdad», lo que hace que, según el consejero, «no admita más aplazamientos».

Ramírez de Arellano ha señalado que las comunidades autónomas tienen la responsabilidad «en cuestiones fundamentales» como la educación, la sanidad y la dependencia y que se debe «garantizar la igualdad de oportunidades y de condiciones entre los ciudadanos del país.

El consejero ha reclamado «lealtad, transparencia y liderazgo» para solucionar este asunto, y ha puesto como ejemplo al mismo Parlamento andaluz de que se pueden conseguir acuerdos amplios.

Igualmente ha recordado que «el déficit estructural que tiene el sistema para Andalucía« se eleva a 4.000 millones de euros.

Ramírez de Arellano ha señalado que ahora el Gobierno espera a que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, explique a la presidenta andaluza, Susana Díaz, «en condiciones de tranquilidad» los detalles de su proyecto para la financiación autonómica.

Se trata de algo que trasciende «las cuestiones de partido» sino de «algo de calado y de fondo», ha insistido el consejero al señalar que la información que posee de la postura de otras comunidades autónomas va en el mismo sentido que el de la Junta de Andalucía.

«No es una cuestión que admita aplazamiento ni una solución coyuntural, para Andalucía es algo crítico que está teniendo costes en términos de igualdad y para el desarrollo económico«, ha concluido.

 

Fotos

Vídeos