La Junta, «aliada» del sector en esta lucha

Las protestas de los olivareros tuvieron su respuesta por parte del Gobierno andaluz a través del consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta, Elías Bendodo, que ofreció todo su apoyo al sector y resaltó que la Junta es una aliada de los agricultores en esta lucha contra la crisis de los precios del aceite. «Desde el inicio de la crisis de precios, la Junta está adoptando medidas consensuadas con el sector y se ha puesto de su lado para reclamar la mejor solución posible», afirmó el también portavoz del ejecutivo. En esa misma línea se pronunció también la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, asegurando que las medidas que son competencia de la Junta ya están marcha y ahora se está reclamando al Estado y a la Unión Europea que hagan lo necesario para que llegue un precio justo al agricultor. Crespo pidió unidad al sector ya que el olivar juega un papel estratégico en la economía andaluza y el Gobierno autonómico y su presidente están al lado de los agricultores y en la defensa de sus intereses. La manifestación del sector en Sevilla fue masiva. Los agricultores lamentan que los precios de venta están por debajo de los costes de producción.