La Junta abre el debate sobre el proceso para garantizar la libre elección de colegio

Padres consultan las listas de admitidos en un colegio./OSCAR CHAMORRO
Padres consultan las listas de admitidos en un colegio. / OSCAR CHAMORRO

Educación planteará una reformulación de las áreas de influencia, el aumento de los tramos de renta o la reunificación de hermanos en el mismo centro

JOSÉ LUIS PIEDRA

El Gobierno andaluz va a impulsar una modificación normativa del proceso de escolarización del alumnado con el objetivo de garantizar la libre elección de colegio por parte de las familias. Así lo anunció ayer el consejero de de Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, que aseguró que esta iniciativa se impulsará desde el diálogo y el consenso con todos los agentes y representantes de la comunidad educativa. «Las familias andaluzas tienen que tener la libertad de decidir dónde desean que sean educados sus hijos, si quieren que sea en un centro público, un centro privado o un centro concertado», subrayó Bendodo. Para ello, la Junta va a trabajar en una nueva normativa reguladora del procedimiento de admisión y matriculación del alumnado en aquellos centros sostenidos con fondos públicos que facilite a las familias el ejercicio de su derecho a la libre elección de centro escolar. La modificación legislativa necesaria para ello afectará al decreto actualmente vigente que regula el acceso de los escolares a los centros educativos y se prevé que la nueva norma esté lista para que la libre elección de colegio pueda entrar en vigor para el proceso de escolarización del curso 2020/21.

El consejero y portavoz del Gobierno andaluz apeló a la necesaria interlocución con todos los agentes y representantes de la comunidad educativa, «ya que hay que escuchar y dar participación a todos y generar un gran debate en el que implicaremos a toda la comunidad educativa para que el texto resultante sea fruto del consenso», resaltó Bendodo. El objetivo es que que el primer borrador de esta nueva norma recoja las observaciones y propuestas que puedan plantear los docentes, asociaciones de padres y madres, sindicatos y el resto de integrantes del tejido educativo.

Diálogo

Esta apuesta por el diálogo y el acuerdo va a llevar a la Junta a abrir incluso esta consulta pública antes de que exista aún un primer borrador de este cambio normativo, por lo que se prevén celebrar próximamente reuniones con los agentes sociales a través de la mesa sectorial de Educación de la pública y la concertada, así como contactos con las distintas Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado (AMPA).

La iniciativa fue presentada en la reunión de ayer del Consejo de Gobierno por el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, que expuso un informe sobre la citada modificación que afectará al decreto de 2011 que regula la admisión del alumnado en los centros docentes públicos y concertados para cursar las enseñanzas de 2º Ciclo de Infantil, Primaria, Educación Especial, Secundaria Obligatoria y Bachillerato. El objetivo principal es facilitar esa libre elección del centro escolar pero siempre acorde con las características y el proyecto educativo del mismo y adaptado a sus necesidades y preferencias.

Esta modificación del citado decreto contempla la aplicación de nuevos criterios de baremación para la admisión, como la reformulación de las áreas de influencia, el aumento de los tramos de renta para una mayor progresividad y la posibilidad de incluir en la escolarización a los alumnos que hayan ido al último curso del Primer Ciclo de Infantil en centros autorizados por la Junta de Andalucía. También en los criterios para la baremación y admisión se pretende impulsar la reunificación de hermanos en el mismo centro donde ya esté escolarizado uno de ellos y mantener además las listas de espera hasta septiembre, entre otras medidas.