Internados dos menores por supuesto abuso sexual a una niña en coma etílico tras un botellón

Imagen de archivo de los restos de un botellón./JORGE PASTOR
Imagen de archivo de los restos de un botellón. / JORGE PASTOR

Los médicos que atendieron a la chica de trece años por la excesiva ingesta de alcohol hallaron signos de que podía haber sido víctima de abusos sexuales

CARLOS MORÁN Y JOSÉ RAMÓN VILLALBAGRANADA

Dos chavales de unos 16 años permanecen encerrados en diferentes centros de internamiento para menores infractores por, presuntamente, haber sometido a abusos sexuales a una niña de 13 años que, al parecer, había quedado sumida en un coma etílico tras haber compartido una botella de alcohol de alta graduación con los sospechosos. Los hechos ocurrieron cuando los tres estaban en un botellón nocturno, según publica 'Ideal'.

El encierro es cautelar, una figura similar a la prisión provisional que se aplica a los adultos, y, en principio, puede prolongarse durante seis meses, prorrogables a tres más, aunque lo normal es que la investigación concluya antes y pueda celebrarse la vista oral del juicio. La medida precautoria de internamiento está reservada para casos que revistan una especial gravedad.

Aunque ha trascendido ahora, el suceso ocurrió hace unas pocas semanas en una localidad de la provincia de Granada y los supuestos autores de los abusos sexuales -es la calificación inicial, es decir, que podría agravarse o atenuarse de acuerdo con lo que determinen las pesquisas o las pruebas forenses- conocían a la víctima. Al parecer, quedaron con ella para participar en un botellón que iba a tener lugar en una zona del municipio en cuestión frecuentada por los jóvenes. No está claro si los tres fueron juntos o quedaron ya en el sitio fijado para beber. Según las fuentes consultadas, uno de los muchachos llevó a la reunión una botella de alcohol de alta graduación. Era de noche y había más gente en la zona del suceso.

Transcurrido un tiempo, la niña se desvaneció y entró en un coma etílico. Supuestamente, los dos menores se aprovecharon de esa circunstancia para abusar sexualmente de ella. Y todo apunta que lo hicieron delante de varios testigos que también estaban de botellón. En este sentido, las fuerzas de seguridad ya habrían tomado declaración a los jóvenes que presenciaron los hechos.

Este periódico no ha podido confirmar si los dos chavales acompañaron a la chica a casa o si la dejaron abandonada una vez consumados los presuntos abusos sexuales, y fue otra persona la que dio la voz de alerta.

Lo cierto es que, finalmente, la niña fue trasladada por sus familiares a un centro hospitalario para ser atendida por el coma etílico, pero una vez allí, los médicos observaron indicios que apuntarían a que había sufrido abusos.

Poco después, detuvieron a uno de los sospechosos y la Fiscalía de Menores, atendiendo a la gravedad de la denuncia, solicitó su ingreso provisional en un centro de internamiento, una petición a la que el juez accedió.

Unos días más tarde, el otro presunto implicado corrió la misma suerte. Los jóvenes están en correccionales diferentes.

Pruebas forenses

Según las informaciones recabadas por este periódico, los dos chicos se habrían culpado mutuamente de haber abusado de la niña. Ninguno de los dos menores tienen antecedentes.

Las declaraciones de los testigos y las pruebas forenses serán claves para determinar qué fue exactamente lo que ocurrió en la noche en la que la chica sufrió el coma etílico, pero el hecho de que los dos presuntos autores hayan sido encerrados cautelarmente apunta a que los indicios que les incriminarían son de bastante peso.

 

Fotos

Vídeos