El Gobierno da luz verde para que Andalucía emita deuda en 2018

María Jesús Montero. /EFE
María Jesús Montero. / EFE

El Consejo de Ministros autoriza a la Junta a una operación de 600 millones de euros para financiarse lo que queda del año

SUR MADRID /SEVILLA.

El Consejo de Ministros autorizó ayer a Andalucía a formalizar préstamos a largo plazo y a emitir deuda por 600 millones de euros para financiarse el último cuatrimestre de este 2018. La aprobación supone la primera vuelta a los mercados de una comunidad autónoma adherida al Fondo de Financiación a Comunidades Autónomas (FLA) desde 2012, en plena crisis bancaria. Los requisitos exigidos para ello implican garantías de sanear la deuda, de cumplir el objetivo del déficit público y el pago a proveedores, por lo que para el Gobierno de la Junta supone un «síntoma de que ha hecho las cosas bien», según expresó este jueves la presidenta, Susana Díaz.

La petición de salir a los mercados a financiarse la hizo la ahora ministra de Hacienda, María Jesús Montero, cuando era consejera del mismo área en la Junta de Andalucía.

El pasado 5 de julio la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos acordó establecer el procedimiento para la salida gradual a los mercados financieros de las comunidades adheridas al Fondo de Financiación a través del compartimento de Facilidad Financiera. El objetivo es facilitar que las comunidades con una situación financiera más saneada puedan volver a financiarse por sí mismas en el mercado.

El Ministerio de Hacienda exigió la presentación de un plan plurianual de endeudamiento hasta 2021 antes del 31 de julio a las comunidades que quisieran salir a los mercados, que también debía remitirse al Ministerio de Economía y Empresa. Para ello las comunidades deben estar adheridas al compartimento Facilidad Financiera, garantizar el cumplimiento del objetivo de déficit, la deuda pública y regla de gasto. También se exige cumplir el periodo medio de pago a proveedores y tener una calificación crediticia con grado de inversión. Solo Andalucía y Baleares solicitaron entonces dar el paso.

Para el Gobierno de Susana Díaz significa la evidencia de la «fortaleza» de la Junta para salir a los mercados a financiarse, alejándose del «yugo» que achaca al exministro de Hacienda Cristóbal Montoro durante la crisis.

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, por el contrario, considera que esta salida de Andalucía a los mercados financieros es un premio de consolación a Susana Díaz por renunciar al nuevo sistema de financiación que antes reclamaba, más de 4.000 millones anuales. Considera por tanto que es un nuevo «engaño» de la presidenta de la Junta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos