El Gobierno, preocupado por los precios «excesivamente bajos» del aceite

El ministro de Agricultura, durante su intervención en el foro sobre cambio climático en Puente Genil. /EFE
El ministro de Agricultura, durante su intervención en el foro sobre cambio climático en Puente Genil. / EFE

El ministro de Agricultura anuncia que intensificarán los conctactos con la UE para hacer frente al desplome del precio

EFE CÓRDOBA.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, mostró ayer su «preocupación» por los precios «excesivamente bajos» del aceite de oliva y aseguró que «intensificarán» los contactos con la Unión Europea para tratar de paliar la situación.

En declaraciones a los periodistas, antes de participar en el I Foro de primavera. Cambio climático y transición energética, organizado por la Fundación Ximenez, el ministro explicó que la semana pasada se reunió con el comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, para tratar el «problema del aceite» y la «evolución de los precios». Añadió que este año la cosecha será «casi de récord» ya que se prevé una producción muy fuerte con alrededor de 1.750 millones de toneladas a pesar de haber sido una campaña «un poco atrasada y acumulada» por las lluvias de otoño. El titular de Agricultura dijo que la situación del mercado lleva a que el virgen extra cotice a 2,3 euros por kilo, un precio «insuficiente», según el ministro, para el «valor del productor», por lo que entiende la «preocupación» de los olivareros y ha anunciando que tras haber «intensificado los contactos» con Europa «no se descartan medidas al respecto».

Mejor regulación

Planas consideró muy importante para el sector la capacidad de mejorar la regulación de la oferta y la autorganización puede ser un elemento de valorización, ya que en poco tiempo se pondrán nuevas hectáreas de producción y es necesario responder vía precios pero también vía mercado. Para el titular de Agricultura, se está dando una disminución de la producción en «el resto del mundo» y, por tanto, espera un «récord de exportaciones» en España cercanas al 1,15 millones de toneladas que debería significar «una subida de precios».