El Gobierno dotará de más presupuesto al cribado de colon

Primera reunión en el Palacio de San Telmo del Consejo de Gobierno./EFE
Primera reunión en el Palacio de San Telmo del Consejo de Gobierno. / EFE

Destinará diez millones de euros en dos años para garantizar la prueba preventiva ya en marcha a la población diana, de 50 a 69 años

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El Gobierno andaluz dotará de más presupuesto para agilizar el programa en marcha del cribado de colon a toda la población diana, de los 50 a los 69 años. El Consejo de Gobierno ha instado al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, a que destine una cantidad de 5,5 millones de euros en el Presupuesto de su consejería de este 2019 y otros 4,5 millones de euros en el de 2020, según informó el consejero de Presidencia y portavoz, Elías Bendodo.

El programa de cribado de colon a toda la población comenzó a aplicarse por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) el pasado diciembre con el anterior gobierno, aunque ha sido una reivindicación constante del líder del PP andaluz, Juanma Moreno, cuando estaba en la oposición. Su padre falleció de cáncer de colon por no haberse detectado a tiempo la enfermedad.

Con anterioridad a la entrada en vigor del programa, los médicos de familia sugerían esta práctica a pacientes con antecedentes familiares de este cáncer, uno de los de mayor mortalidad sino se coge a tiempo. El SAS inició a finales del pasado año el envío de cartas a la población diana, tanto hombres como mujeres, para invitarle a la participación del programa con una sencilla prueba de solo dos euros de coste, informó a este periódico el consejero de Salud, Jesús Aguirre. «Una sencilla prueba que puede salvar vidas», aseveró. Si el test en las heces detecta sangre, al paciente se le someterá lo más rápido posible a una segunda prueba, una colonoscopia. ¿Qué novedad hay en lo acordado ayer por el Consejo de Gobierno? La principal novedad es convertir este programa en una prioridad de la Consejería de Salud, para lo que esta se dotará de más personal e instrumentos punteros, explicó Aguirre.

Hasta el momento el SAS ha enviado 200.000 cartas a los ciudadanos. El objetivo es agilizar este envío y garantizar que todos de la población de riesgo puedan hacerse la prueba antes de dos años. Se trata de un programa proactivo parecido al de la detección precoz del cáncer de mama en las mujeres. El consejero Aguirre, que es médido de familia, subraya la importancia de asumir esta prueba como algo que hay que hacer de forma rutinaria.

Dado que es una prueba voluntaria, Salud se plantea como objetivo que al menos responda un 45% de la población que se cite (unos dos millones de personas) y una tasa de adherencia del 75%. Salud también se compromete, según Aguirre, a solventar el problema de cuello de botella que habrá con los diagnósticos positivos en la siguiente prueba, la de la endoscopia colorrectal. Para ello, su departamento está estudiando un refuerzo de profesionales.