El Gobierno califica de «patético» que un alto cargo utilizara una tarjeta en un prostíbulo

SUR SEVILLA.

El portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, manifestó ayer que los hechos que han salido a la luz, sobre el supuesto uso de un ex directivo de una tarjeta de la Junta en la que cargó 14.737 euros en un club de alterne o prostíbulo en Sevilla, unos pagos que fueron anulados pocos días después, son «lamentables, intolerables y patéticos». Blanco, no obstante, rectificó al PP andaluz, que confirmó este lunes con documentos lo que ya había denunciado en mayo. Blanco dijo que fue la propia Consejería de Empleo, y no dicho partido, la que el pasado 1 de junio trasladó al Juzgado 6 de Sevilla los extractos de la tarjeta que demuestran que sí hubo un uso irregular de la misma.

La Consejería informó en mayo que no había huella del gasto porque este finalmente no se cobró, pero a requerimiento de la jueza del 6, María Núñez Bolaños, solicitó al banco los movimientos de la tarjeta. La información facilitada por el banco corroboró lo que ya el excargo Fernando Villén había admitido, que pagó, dijo él que por error, con la tarjeta de crédito de la extinta Fundación Fondo Andaluz de Formación y Empleo (Faffe). Blanco, no obstante, no supo responder a los periodistas por qué el consejero, Javier Carnero, no informó de ello en su comparecencia en el Parlamento el pasado 12 de junio para hablar de este tema.

Lo ha desvelado el PP, acusación popular. El pago se realizó la noche y madrugada del día 22 de marzo de 2010 en el club 'Angelo'. Ese día, el Gobierno de Griñán cesó al consejero de Empleo, Antonio Fernández, jefe político de Villén. Al día siguiente alguien fue al club, pagó con dinero y anuló el cargo en la tarjeta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos