La fundación para el empleo de la Junta pagó «joyas, comilonas y cubatas» en ferias

Loles López. /Efe
Loles López. / Efe

La secretaria del PP-A, Loles López, que revela nuevos datos de la investigación judicial a la Faffe, considera a esta «el cajero automático del PSOE»

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

La secretaria general del PP-A, Loles López, ha desvelado esta mañana nuevos datos de la investigación judicial a la ya extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), sobre la que el Parlamento ha aprobado una comisión de investigación. El PP, personado en la causa, ha dado a conocer varias declaraciones de testigos a la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en las que estos aseguraban haberse cargado a las tarjetas bancarias de la Faffe gastos en «artículos de joyería, comilonas y cubatas».

Las declaraciones, facilitadas a este periódico, pertenecen empleados de locales y a trabajadores de la Faffe que estuvieron al tanto de la contabilidad y finanzas de esta fundación cerrada en 2011, pero sobre la que la Cámara de Cuentas denunció serias irregularidades en el uso de los fondos para la formación para el empleo. El PP también destapó el pasado año cómo uno de sus altos directivos, Fernando Villén, se gastó con tarjetas de la Faffe hasta casi 30.000 euros en lugares de ocio tales como un conocido burdel de Sevilla ya cerrado, que luego el mencionado ratificó en sede judicial aunque aseguró haber devuelto el dinero.

Loles López ha explicado que «aparte de los prostíbulos, se pagó con dinero público de todos los andaluces, que tenía que ir destinado a la formación de los parados, artículos de joyería, cestas de bebés, comidas en las ferias de Sevilla y Jerez, multas de tráfico, compras en supermercados, algunas comilonas por importes de 2.500 euros y postres, así como chupitos y cubatas por importe de 225 euros». Para la secretaria general del PP-A la antigua Faffe «ha sido el cajero automático al servicio del PSOE».

También ha advertido de que de las declaraciones de los testigos se deduce que se han podido emitir facturas falsas por parte de la administración andaluza, «que además las pagó», lo que califica de «muy grave». Como ejemplo ha citado una factura de 2.500 euros que el dueño del local no reconoce como propia. «Dice que es el mismo formato pero que ni está sellada ni aparece el número de comensales», explica.

López también afirma que el ex director general de la Faffe Fernando Villén «mintió» cuando dijo que llamó él mismo a la entidad bancaria para la anulación de las tarjetas de crédito el día que saltó el escándalo. Los testigos reconocen que quien llamó «fue su mando inmediato«.

López ha reiterado lo que ayer dijo el portavoz de su partido, José Antonio Nieto, al reclamar para el PP la presidencia de la comisión de investigación de la Faffe aprobada en el Parlamento dado que es la única formación personada en la causa y con conocimiento de este asunto. Cs también ha reclamado la presidencia.

El PSOE, por su parte, ha criticado al PP que haga públicos atestados de la Guardia Civil en la investigación. El portavoz adjunto, Rodrigo Sánchez de Haro, ha arremetido contra el PP por tener ya por dadas las conclusiones sobre la Faffe antes de que arranque la comisión, cuya constitución se hará este próximo día 25.