Vox equipara el asesinato de una mujer con la muerte por suicidio de su agresor

El portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández. /Efe
El portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández. / Efe

El portavoz parlamentario de esta formación sostiene que «la muerte es igual de grave en un caso que en otro porque el resultado es el mismo»

JOSÉ LUIS PIEDRA

Vox equipara el asesinato de una mujer por violencia machista con la muerte por suicidio de su agresor, según puso de relieve el portavoz de esta formación en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández. Esta nueva reflexión abunda en los polémicos planteamientos que esta formación viene realizando en materia de violencia machista e igualdad de género.

El portavoz de Vox en la Cámara andaluza dijo que en el caso de un suceso de este tipo «el resultado es el mismo, dos muertes, dos hechos igualmente luctuosos«. Hernández se refería así al crimen machista ocurrido recientemente en el municipio gaditano de Cortes de la Frontera (Málaga), que se cobró la vida de una mujer asesinada presuntamente por su marido, que posteriormente se suicidó. No obstante, el dirigente de Vox precisó que «son dos cosas diferentes», pero insistió en que «el resultado es el mismo».

Según Hernández, «la muerte es igual de grave en uno y en otro caso y lo que tenemos que ver es qué es lo que lleva a que se produzcan ese tipo de situaciones, y eso es contra lo que hay que luchar». A este respecto, explicó que «eso no se va a poder hacer nunca desde una perspectiva ideológica», apostando por otra forma de combatir este problema.

El diputado de Vox aclaró que «no es lo mismo un suicidio que un asesinato, evidentemente, son dos cosas diferentes, pero ambas cosas deberían ser objeto de nuestra preocupación».

Hernández cuestionó la legislación actual en materia de violencia de género ya que puede dar lugar a situaciones en la que se puede considera que hay delito de violencia sin que ello ocurro. En este sentido, indicó que con el planteamiento normativo actual contra la violencia de género se puede calificar de delito de violencia cuando ocurre un accidente de tráfico entre un conductor y una conductora, en el que ésta última resultara herida. «Puede darse la circunstancia de que eso sea considerado, si hay lesiones, como un delito de violencia contra la mujer, así de simple», argumentó el parlamentario de la formación que dirige Santiago Abascal.

Por tanto, señaló que «un simple accidente de tráfico se podría convertir en un delito de violencia de género y se le aplicarían las mismas políticas que a un delito de maltrato típico, cuando un hombre que llega a su casa y que le pega una paliza a su mujer hasta matarla, lo que no tiene mucho sentido».

Replantear la legislación

Desde Vox se exige un cambio y replanteamiento de la legislación en materia de violencia de género y rechazó las críticas que muchas veces reciben por sus propuestas a este respecto. Hernández insistió en que «por mucho que se diga lo contrario, en Vox queremos que los maltratadores estén en la cárcel y si podemos, además, endureceremos las penas«.

A su juicio, «cuando un varón golpea a una mujer hay un abuso de superioridad y eso es indiscutible, por lo que en esos casos se debe aplicar la ley con toda la severidad«. Hernández sí perseveró en rechazar cualquier perspectiva y planteamiento ideologizado para luchar contra este tipo de violencia, pero si están de acuerdo en dedicar todos los recursos contra la comisión de esos delitos, sin esa perspectiva ideologizada».

La última polémica de Vox en esta materia fue su propuesta para cambiar el nombre el Instituto Andaluz de la Mujer para denominarse de Violencia Intrafamiliar, además de cuestionar las subvenciones a asociaciones que luchan por la igualdad de género y contra la violencia machista.