Ciudadanos rechaza estar en el Gobierno y se opondrá a la investidura

Susana Díaz y Juan Marín, esta mañana. /
Susana Díaz y Juan Marín, esta mañana.

El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, señala que la condición que ponían a Susana Díaz para negociar era que Chaves y Griñán dejaran sus escaños

EFE

El candidato a la Junta de Ciudadanos, Juan Marín, ha confirmado hoy que su partido no estará en el futuro Gobierno andaluz y que se opondrá a la investidura de Susana Díaz como presidenta mientras los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñan mantengan sus escaños en el Congreso y Senado. Marín ha comparecido ante los periodistas tras mantener con Díaz el segundo encuentro de la ronda de contactos que ha iniciado hoy la dirigente socialista, una reunión en el que el partido que lidera Albert Rivera se ha mantenido en su anunciada posición."No estaremos en el gobierno y votaremos en contra en la investidura de Susana Díaz, porque nada ha cambiado", ha explicado Marín en rueda de prensa.

La condición para negociar de este partido es la ya avanzada en campana electoral: que Manuel Chaves y José Antonio Griñán, señalados en el caso de los ERE fraudulentos por el Tribunal Supremo deben abandonar sus escaños.

noticia relacionada

El candidato de Ciudadanos ha explicado que le ha transmitido a Díaz el compromiso de su partido de "no formar parte del gobierno", y ha recalcado que votarán en contra de la investidura de Díaz, salvo que hubiera un "gesto" de la presidenta en funciones en el sentido de que Chaves y Griñán dejen los escaños.

Interpelado sobre si Ciudadanos estaría dispuesto a que Andalucía tuviera que afrontar la convocatoria de unos nuevos comicios, ha indicado: "Si no hay ningún tipo de gesto (por parte del PSOE) y no modifica su postura, desgraciadamente tendríamos que ir" a unas nuevas elecciones, algo que "lamentaríamos mucho", ha dicho.

Sobre si cambiarían de posición en caso de que los expresidentes fueran absueltos, ha respondido: "Hay otros casos de corrupción de los que también hay que hablar". "Mientras que existan esos casos de corrupción, no nos vamos a sentar a hablar", ha insistido Marín, que ha agregado que, si se afrontan, su formación exigiría además "reformas" para la "limpieza" de las instituciones públicas, además de una reforma de la Ley Electoral.

Una reunión "muy cordial"

Marín, que ha calificado de "muy cordial" la reunión, ha explicado que en el encuentro han intercambiado opiniones sobre la campaña electoral y el nuevo mapa político andaluz "de cara a conformar el nuevo Parlamento", para lo que se pondrá en marcha una mesa de trabajo, en la que cada grupo tendrá dos representantes, que en el caso de Ciudadanos serán de ámbito nacional.

Según Ciudadanos, la composición de la Mesa del Parlamento tiene que ser "decidida por todas las fuerzas políticas" y el presidente de la Cámara tiene que ser una persona con un perfil "ecuánime". "Nos gustaría que en la Mesa de la Cámara estuvieran representadas todas las fuerzas políticas, incluida IU (quinta fuerza con cinco escaños), ha señalado.

Preguntado si cree que el presidente del Parlamento debe ser del PSOE, el partido que ganó las elecciones con 47 escaños, ha dicho: "Tiene que ser una persona de consenso que decidan todas las fuerzas políticas, me da igual que esa persona sea del PSOE o de otra formación, lo importante es que dé participación a todo el mundo", ha recalcado.