Díaz afirma que gobernará en solitario, pero espera que los demás "arrimen el hombro"

. /
.

La líder socialista asegura que, tras la "mayoría amplia" obtenida goza "de una estabilidad que no tenía antes". Aún así, ha anunciado que iniciará una ronda de contactos con todos los partidos

MARIA DOLORES TORTOSA

Susana Díaz ha confirmado que gobernará en solitario. La presidenta en funciones ha comparecido este medio día en la sede regional del PSOE tras reunirse con su ejecutiva y ha remarcado su disposición al "diálogo" con las restantes fuerzas políticas con representación parlamentaria. La socialista ha ganado las elecciones con 47 diputados, pero son insuficientes para su investidura como presidenta y más adelante para sacar sus políticas en el Parlamento.La mayoría absoluta está en 55 escaños. Lo que Díaz propone es un gobierno en minoría, sin otro partido que el suyo en el Consejo de Gobierno, y contar con respaldos puntuales en el Parlamento para la aprobación de las leyes y los presupuestos.

Díaz ha reconocido que hay "un nuevo panorama político" que representa "la pluralidad" de la sociedad andaluza y exige "diálogo". En este sentido ha dicho que espera que todas las fuerzas políticas del Parlamento "arrimemos el hombro" para sacar adelante la recuperación económica. Ha anunciado que a partir de este lunes su partido se pondrá en contacto con los restantes partidos, PP, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida en una tanda de conversaciones.

noticias relacionadas

En su nombre negociarán el secretario de Organización, Juan Cornejo, y el "aún" portavoz, Mario Jiménez. Lo más inmediato es la constitución del Parlamento, con la elección de su presidente. Díaz no ha despejado si va poner un presidente de su partido o dejará abierta la posibilidad a alguien del partido con el que logre algún acuerdo de legislatura, posiblemente Ciudadanos, aunque no se ha pronunciado sobre ello. La fecha tope para la constitución del Parlamento es el 16 de abril.

Después vendrá la investidura de la presidenta, que en primera votación debe ser de mayoría absoluta y en segunda de mayoría simple. Díaz necesitará al menos el voto en blanco de un diputado si llega a la segunda fase. La socialista ha reitrerado su compromiso de que "cualquier acuerdo que se adopte sea público", de tal modo que los ciudadanos van a saber "en este nuevo tiempo con quién se habla y de qué se habla en cada momento" .

Susana Díaz ha defendido que el resultado de este domingo le permite afrontar una nueva legislatura con mayor estabilidad que la pasada, aunque el resultado sea el mismo en número de diputados y haya un mosaico de partidos. Ha dicho que durante la pasada legislatura estaba "sujeta permanentemente" a las decisiones de su socio de gobierno, en alusión a Izquierda Unida. Ha agregado que el PSOE partía en desventaja en la coalición porque no había ganado las elecciones. Ha reiterado en este sentido que ahora la situación es distinta. "Los andaluces han hablado claro. Hay una mayoría clara. La sociedad ha dicho cómo quiere que se le gobierne".Ha recordado que el PSOE saca 14 escaños a la segunda fuerza, el PP, y 32 sillones a la tercera, Podemos. También ha puntualizado que el PSOE ha ganado en 15 de los municipios de más de 50.000 habitantes, para desmitificar la teoría de que los socialistas ganan por su fortaleza en las zonas rurales y tiene pocos adeptos en las urbanas.

¿Un recado para Pedro Sánchez?

La candidata a la Presidencia de la Junta ha echado balones fuera cuando se le ha preguntado si el resultado electoral tiene lectura nacional y significa un recado a Pedro Sánchez. Sí ha remarcado que seguirá trabajando por la estabilidad de España. "Siempre lo he dicho, por encima de los intereses de mi partido están los de España". A la pregunta de si cree que Mariano Rajoy ha perdido las elecciones frente a ella, ha respondido que lo que ha perdido son las "políticas de sufrimiento" que, en su opinión, ha venido haciendo la derecha en España. Díaz ha desvelado que tanto Pedro Sánchez como el candidato del PP, Juanma Moreno, les llamaron ayer para darle la enhorabuena.

Susana Díaz ha comparecido rodeada de los miembros de la ejecutiva y de los ocho secretarios provinciales. Una imagen que ayer repitió en la noche electoral, cuando hizo acto de presencia por primera vez ante la Prensa después de terminar el escrutinio de los votos. Díaz ha rehuido explicar su significado, después de haber hecho una campaña centrada en su imagen en solitario.