Juanma Moreno, obligado a cambiar al consejero de Hacienda por motivos de salud

Alberto García Valera, el día de su toma de posesión el pasado 22 de enero en San Telmo./Efe
Alberto García Valera, el día de su toma de posesión el pasado 22 de enero en San Telmo. / Efe

Alberto García Valera, que sufrió una dolencia cardiaca, será sustituido por el diputado del PP Juan Bravo Baena

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Juanma Moreno afronta su primera crisis de Gobierno a solo 21 días de la toma de posesión de los miembros de su gabinete. El titular de Hacienda, Industria y Energía, Alberto García Valera, presentó ayer su dimisión de manera sorpresiva por motivos de salud. El presidente de la Junta ha designado consejero en su lugar al diputado del PP Juan Bravo Baena, que tomará hoy posesión del cargo.

García Valera solicitó su baja del Gobierno «por motivos transitorios de salud», explicó ayer la Oficina del Portavoz en una nota. El hasta ayer consejero de Hacienda sufrió una dolencia cardiaca la pasada semana y su equipo médico «le ha prescrito que se mantenga en reposo absoluto», lo cual, añade el comunicado, «es incompatible con la intensa labor que requiere el nuevo Gobierno andaluz en sus primeros cien días de andadura».

García Valera, de 47 años, había sido considerado el fichaje estrella de Moreno para el grupo de consejeros del PP. Sin filiación a este partido, García Valera había trabajado para el Ministerio de Hacienda durante el tiempo en el que fue ministro Cristóbal Montoro, habiendo sido director general de Tributos. Con anterioridad fue delegado territorial en Andalucía de la Agencia Tributaria, en uno de sus varios destinos como alto funcionario del Estado. Al aceptar la oferta de Moreno para ponerse al frente de Hacienda en la Junta en el nuevo ejecutivo PP-Cs, dejó el puesto de consejero en la multinacional Ernst and Young.

García Valera había empezado a trabajar en los primeros compromisos del bipartito, como una rebaja fiscal centrada en el impuesto de sucesiones y el IRPF. También en las auditorías a 14 entes instrumentales de las consejerías y agencias.

El exconsejero había mostrado interés en mantener en sus puestos a cargos del anterior gabinete socialista, entre ellos a los directores generales de Minas y Presupuestos, Natalia González y Eduardo León, respectivamente. Cargos que debían haberse ratificado en el Consejo de Gobierno de hoy. Con la entrada del nuevo consejero, quedan en el aire. El único nombramiento que ha dejado es el de su viceconsejero, Jorge Ramírez López, un hombre de su total confianza que había sido delegado territorial en Andalucía de la Agencia Tributaria.

El consejero cesante transmitió, a través de Efe, su «plena confianza en el éxito» del futuro consejero de Hacienda, Industria y Energía, con quien coincidió en su etapa en la Agencia Tributaria, y también valoró «la enorme motivación y preparación de los funcionarios de esta Consejería»

Igualmente mostró su agradecimiento al presidente andaluz, Juanma Moreno, por haber valorado su «perfil técnico e independiente» y haber sido «muy respetuoso» con las decisiones que ha adoptado en su corta etapa en el Gobierno, tanto en la elección del equipo como en las líneas estratégicas.

El nuevo consejero, Juan Bravo, es licenciado en Derecho por la Universidad de Jaén, y funcionario del Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado. Desde diciembre de 2015 ha sido diputado por Ceuta en el Congreso. Según el Gobierno, es experto en Derecho Tributario y lucha contra el fraude fiscal.

Alberto García Valera.
Alberto García Valera.

 

Fotos

Vídeos