Díaz insinúa el adelanto electoral a otoño y la aprobación después del Presupuesto de 2019

Juanma Moreno y Susana Díaz en el Parlamento en una imagen de archivo./EFE
Juanma Moreno y Susana Díaz en el Parlamento en una imagen de archivo. / EFE

Juanma Moreno ofrece «un acuerdo de mínimos», incluidas las cuentas públicas, para agotar la legislatura, que la presidenta rechaza

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

«Tendré que convocar elecciones cuando no pueda hacer lo que tenga que hacer». «Si hacen imposible la estabilidad, tendrán que hablar los andaluces, pero se decidirá aquí, no por los nervios de otro», en alusión a Albert Rivera y a su ruptura con el PSOE. «Estamos en la recta final (de la legislatura), que sean tres meses antes o después no es significativo». Con estas palabras en Canal Sur Radio en la mañana de ayer, Susana Díaz admite el adelanto de las elecciones andaluzas para otoño, aunque sigue sin dar la fecha y si serán en noviembre o diciembre.

La fecha la despejará en pocas semanas, cuando constate el nivel de confrontación de los cuatro grupos de la oposición en el Parlamento. Esta tarde comienza el primer Pleno del último periodo de sesiones de la legislatura, que incluye mañana el rifirrafe habitual con los líderes de la oposición en la sesión de control a la presidenta. El debate puede despejar algo más las intenciones de Susana Díaz sobre la fecha electoral, algo que compete solo a ella decidirlo.

Todo apunta a que no habrá que esperar mucho. De las declaraciones de la presidenta, y de fuentes consultadas por este periódico, se deduce que el Gobierno de Díaz ha desistido de presentar antes de los comicios el proyecto de ley de Presupuestos para 2019 al Parlamento, toda vez que no parece dispuesta a concesiones contrarias a su programa electoral para sacarlo adelante.

Tanto Podemos como PP han ofrecido diálogo al respecto, pero el PSOE desconfía de dos partidos que han votado en contra de todos los presupuestos de la legislatura. La oferta del PP ha sido la más insistente. Su líder regional, Juanma Moreno, expresó su ofrecimiento este pasado lunes con el propósito de agotar la legislatura. El PP es uno de los partidos más interesados ahora en llegar a marzo, a la espera de que el liderazgo de Pablo Casado se consolide y el Gobierno de Sánchez siga haciendo aguas. Los populares ofrecieron ayer otra vez a Díaz «un acuerdo de mínimos» para agotar la legislatura, sin especificar.

Sobre la oferta de Moreno, la presidenta de la Junta exclamó: «¡A buenas horas mangas verdes!». «Llevan cuatro años bloqueándolo todo e incluso votando en contra de asuntos que llevan en su programa electoral», dijo Díaz en alusión a la rebaja del impuesto de sucesiones, incluida como una concesión a Cs en los presupuestos de 2016 y 2017.

Díaz respondió que habrá Presupuesto para 2019 y que este será expansivo y restó importancia a que tenga que ser negociado y aprobado después de las elecciones. «Tenemos Presupuestos este año hasta el 31 de diciembre y los vamos a exprimir por el beneficio de los andaluces para que den de sí todo lo que puedan aún», expresó. Una señal más de un anticipo electoral ya cronometrado.

Sus respuestas en la entrevista de Canal Sur Radio encerraron otros avisos de cómo centrará su estrategia electoral. Además de arremeter contra Ciudadanos por su «nerviosismo» y de ningunear al PP, señaló a la candidatura a la que quizás el PSOE teme más por el flanco izquierdo: Adelante Andalucía, con Teresa Rodríguez de candidata y Antonio Maíllo de lugarteniente. Díaz repitió el llamamiento a los simpatizantes de Izquierda Unida que el día antes hizo Juan Cornejo, quien calificó el acuerdo de esta formación con Podemos de «absorción». «Me dirigiré a los votantes de Izquierda Unida para que entiendan que en el PSOE tienen una fuerza con ganas de seguir trabajando por esta tierra y por el Estado del bienestar», avisó Díaz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos