PP defiende sus méritos para presidir la comisión de investigación de la Faffe

M. D. T. SEVILLA.

El PP competirá con su socio de gobierno, Cs, para hacerse con la presidencia de la comisión de investigación de la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe). Hasta ahora Cs había defendido la presidencia, pero ayer el portavoz popular, José Antonio Nieto, respondió que el PP tiene más méritos para el puesto: «Tiene que presidirla quien ha liderado la búsqueda de la verdad», afirmó Nieto, quien advirtió de que su partido «no tiene mochilas», y añadió que no va permitir que nadie diga que el PP-A «no está legitimado».

La Junta de Portavoces dio el visto bueno ayer a que la comisión se constituya el próximo día 25 de marzo, mientras que los distintos grupos parlamentarios tendrán hasta el día 19 del presente mes para designar a sus miembros.

Nieto recordó que el PP no ha presidido ninguna comisión de investigación y sí el PSOE, Izquierda Unida y Ciudadanos. Estas dos formaciones han presidido las dos últimas celebradas en el Parlamento, la del 'caso ERE' en 2012 y la de los cursos de formación en 2016.

El Parlamento aprobó la comisión de la Faffe al final de la pasada legislatura y ya se había constituido y elegido presidenta, la socialista Marisa Bustinduy, cuando al convocarse las elecciones autonómicas la iniciativa decayó. Ahora el Gobierno andaluz que comparten PP-A y Ciudadanos, han reactivado la comisión, aunque ningún partido ha votado en contra.

Creada en 2003 como un ente dependiente de la Consejería de Empleo de la Junta para ocuparse de los fondos públicos de la formación, la Faffe gestionó, hasta su disolución en 2011, más de 300 millones de euros de subvenciones públicas, con el objetivo de fomentar el empleo y las condiciones sociales y laborales, la promoción de los sectores productivos y la cooperación con autoridades e instituciones.

La Junta indica, según Efe, que las pesquisas policiales apuntan a que la Faffe llegó a ser presuntamente un «sistema paralelo» de la Consejería de Empleo, así como que «existen evidencias de gastos de la fundación, a través de tarjetas opacas, en actividades que nada tienen que ver con el fomento de empleo». Una de esas tarjetas la utilizó un directivo en 2009 para pagar servicios de un club de alterne por cerca de 15.000 euros.

El portavoz del PP, José Antonio Nieto, llegó a insinuar ayer que la mala gestión por parte de la Faffe de los recursos para empleo derivó en beneficios para una fuerza política, en alusión al PSOE sin mencionarlo.

El PSOE, que cuenta con 33 diputados, será quien decida en qué partido del bipartito recaerá la presidencia. Mario Jiménez, portavoz socialista en el Parlamento, no quiso desvelar ayer por cuál se decantará, pese a que solo falta una semana para ello. «Cuando llegue el momento lo decidiremos», respondió. La comisión de investigación sobre la extinta fundación echará a andar en plena campaña de las elecciones generales, donde todos los partidos se juegan mucho en el territorio andaluz, el que más escaños aporta, 61 en total. El PP fue el partido ganador en los comicios de 2016. Nieto admitió que su partido pedirá la comparecencia de Susana Díaz.