Crespo avanza las grandes líneas del Pacto Andaluz por el Agua

Crespo avanza las grandes líneas del Pacto Andaluz por el Agua

SUR SEVILLA.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta, Carmen Crespo, esbozó ayer en la comisión correspondiente del Parlamento las grandes líneas del Pacto por el Agua que propone a todos los partidos, al igual que a las administraciones del Gobierno, diputaciones y ayuntamientos, a los que pidió «altura de miras» que permitan llegar a un consenso. Su explicación arrancó a raíz de la petición de los grupos de Adelante Andalucía, del PP y del PSOE al respecto.

Crespo subrayó que en esta materia «llegar a acuerdos es fundamental» para poner en valor este recurso en lugar de convertirlo en un «arma arrojadiza política». La consejera aseveró que lo que están pidiendo los agricultores y la sociedad en general es un pacto del agua y Andalucía tiene las «condiciones óptimas» para convertirse en la primera comunidad que lo alcance. El marco para moverse sería el Pacto Nacional del Agua, que fue un acuerdo que se empezó a elaborar con todas las comunidades y con agentes sociales y económicos implicados. En este punto, recordó que «la España seca está en Andalucía» y, dentro de ella «hay provincias con muchas dificultades».

El pacto al que se ha referido Crespo vendría también a «instruir a la sociedad» en materia de agua para lograr una mayor concienciación en que no hay que desperdiciar «ni una gota». También trabajaría la gestión eficiente teniendo en cuenta el cuidado del medio ambiente cara al cambio climático y avanzaría en un análisis que ofreciera un diagnóstico de los déficits. «Es importante trabajar con el sector y con la sociedad para dar soluciones y que no haya enfrentamientos», añadió la consejera.

Otros ejes fundamentales de ese pacto, sobre el que la Consejería tiene pendiente elaborar un borrador, será la modernización del proceso de gestión del agua, apostando también por la mejora en los regadíos, de la gestión de la desalada y haciendo una revisión del objetivo de los cumplimientos del Plan Hidrológico Nacional. Se debe establecer en el pacto andaluz un marco correspondiente a los años 2021-2027 haciendo también un balance de lo que «se ha hecho bien» y corrigiendo errores.