Comienza hoy en Lesbos el juicio contra tres bomberos sevillanos por auxiliar a refugiados sirios

Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre, la mañana del sábado antes de emprender viaje a Grecia./Julio Muñoz / Efe
Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre, la mañana del sábado antes de emprender viaje a Grecia. / Julio Muñoz / Efe

Una amplia delegación andaluza con la consejera de Justicia y diputados arroparán a los tres funcionarios enfrentados a diez años de cárcel

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Esta mañana está previsto que comience la vista oral contra tres bomberos sevillanos en Mitilene, capital de la isla griega de Lesbos, acusados de tentativa de tráfico ilegal de personas cuando participaban en labores de rescate de refugiados sirios en enero de 2016 en el mar Egeo. Los bomberos, Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre, se enfrentan a una posible pena de diez años de cárcel, aunque al salir camino del país griego este pasado sábado y ayer desde Lesbos expresaron su confianza en que triunfe la «cordura» y sean absueltos.

Así lo desean también todas las instituciones españolas, desde el Ministerio de Exteriores, la Junta de Andalucía, el Parlamento andaluz y el Ayuntamiento de Sevilla, que no solo creen su versión de que su labor en la isla griega era de índole humanitaria, sino que respaldarán a los tres bomberos de forma logística y presencial. Una amplia delegación andaluza, encabezada por la consejera de Justicia, Rosa Aguilar, estará hoy acompañando a los tres empleados públicos andaluces en los juzgados de Mitilene. En ella también se incluyen cuatro diputados de PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos de la Cámara andaluza, que aprobó una declaración institucional en apoyo de los bomberos.

Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre son expertos en emergencias y rescate y como tales colaboran con la ONG Proem-aid, que desde diciembre de 2015 a agosto de 2017 ha estado colaborando con las autoridades griegas para ayudar en la avalancha de refugiados sirios y de otros países llegados a sus costas.

Los tres funcionarios llevaban dos semanas en Lesbos cuando en la madrugada del día 14 de enero recibieron una petición de colaboración de activistas de la ONG danesa Team Humanity para un salvamento marítimo, algo frecuente en estas situaciones. La embarcación de Proem-aid estaba averiada y los tres bomberos andaluces, esa noche de guardia, se subieron a la de la ONG danesa para ayudar. No tuvieron que hacerlo. Se trataba de una falsa alarma, pero a la vuelta a puerto fueron interceptados por la guarda costera griega y detenidos por tentativa de tráfico ilegal de personas.

Los bomberos pensaron en un primer momento que se trataba de un error puesto que, como contaron a este periódico, su estancia y trabajo en la isla se había desarrollado con conocimiento y cooperación de las autoridades helenas. Tras dos días en los calabozos, una fianza de 5.000 euros, la vuelta a España y la continuidad del proceso judicial, perdieron un poco la esperanza. El apoyo recibido en España les anima a recuperarla y a confiar en una absolución. No puede ser de otra manera, ya que incluso la acusación encierra una contradicción: Están acusados de tráfico de personas cuando el día que fueron detenidos no habían rescatado a nadie..

Los bomberos mantuvieron ayer por la mañana una reunión con el abogado griego que lleva su defensa, Haris Pétsikos, quien meses atrás les había animado a buscar respaldo de las instituciones españolas sobre su buen comportamiento para convencer al tribunal de su inocencia. Lo contrario sería «injusto», opina Blanco. «No se puede condenar a quien salva vidas», refiere este experto en emergencias y rescates una y otra vez a quienes le preguntan.

El juicio a los bomberos sevillanos ha suscitado una gran oleada de solidaridad en Andalucía y España. Para hoy está prevista una concentración frente al Ayuntamiento de Sevilla al mismo tiempo que se celebra al juicio en Mitilene para enviar fuerza a los funcionarios andaluces.

 

Fotos

Vídeos