PP y Ciudadanos no prevén una consejería exclusiva para Turismo como reclama el sector

Juan Marín, a la izquierda, y el parlamentario de Ciudadanos Sergio Romero. /Efe
Juan Marín, a la izquierda, y el parlamentario de Ciudadanos Sergio Romero. / Efe

Ambos partidos intentan tranquilizar a la industria y aseguran que el turismo será «una prioridad» para el nuevo gobierno de la Junta de Andalucía

MARIA DOLORES TORTOSA y ANTONIO M. ROMERO

Turismo no tendrá una consejería exclusiva en el organigrama del nuevo gobierno del centro-derecha en la Junta de Andalucía. A pesar de la reclamación de los profesionales, PPy Ciudadanos no prevén que el turismo, que representa el 13% del Producto Interior Bruto (PIB) de la región, cuente con una cartera independiente y estará integrada en otras. Eso sí, ambos partidos intentaron ayer tranquilizar a la industria asegurando que este sector será «una prioridad» para el ejecutivo que se constituirá en las próximas fechas y mantendrá su peso presupuestario.

Fuentes de Ciudadanos confirmaron a este periódico que el área de Turismo no tendrá una consejería en exclusiva. Mientras que Elías Bendodo, portavoz del PP-A y líder popular en las negociaciones con la formación naranja, afirmó ayer que lo importante no es que la Consejería de Turismo tenga exclusividad o esté integrada en otro departamento sino que «lo importante son las políticas, las estrategias y el compromiso del gobierno de apostar por la industria más importante de Andalucía y eso lo vamos a hacer con independencia de que se le sume a una consejería u otra».

«Para Juanma Moreno y Juan Marín la Consejería de Turismo, vaya sola o acompañada, será una prioridad en el próximo gobierno andaluz», aseveró Bendodo durante su visita, en calidad de presidente de la Diputación Provincial, a la empresa Sígfrido, en el Parque Tecnoalimentario de Vélez-Málaga, para hacerle entrega de la distinción de la marca Sabor a Málaga.

Noticias relacionadas

Por ello, el también presidente del PP de Málaga pidió calma al sector turístico, que en todos sus segmentos (desde los empresarios hoteleros a las agencias de viajes pasando por las organizaciones del sector del golf o de las viviendas turísticas) habían reclamado, como publicó SUR en su edición de este viernes, que el turismo tenga una consejería en exclusiva. «Hago un llamamiento a la industria turística a que estén tranquilos porque la Consejería de Turismo va a seguir siendo una de las piezas fundamentales del gobierno del cambio, sin ninguna duda», enfatizó el político malagueño.

Presupuesto

En el Presupuesto de la Junta de Andalucía para 2018 la Consejería de Turismo y Deportes tenía asignados 161,73 millones de euros, un 3,5% más que en el ejercicio anterior. Estas cuentas del gobierno del PSOE, que fueron aprobadas con la participación y el apoyo de Ciudadanos, han sido prorrogadas para 2019 hasta que el ejecutivo entrante decida elaborar las suyas propias para el año en curso.

«Va a seguir siendo una de las piezas fundamentales», recalca Elías Bendodo

Aunque integrada en otras carteras, desde 1996 aparece en un puesto prioritario

Turismo siempre ha estado ligada a otras materias, recordaron las fuentes de Ciudadanos consultadas por SUR. En el ejecutivo saliente lo está a Deportes, pero en otros anteriores los estuvo a áreas como Comercio e Industria. Si bien esto es cierto, también lo es que desde 1996 cuando el PSOE formó la primera coalición de gobierno con el Partido Andalucista (PA), este partido impuso que Turismo apareciera en el organigrama con nombre propio y con prioridad a otras áreas integradas. De tal forma que desde entonces siempre se ha conocido al titular de la cartera como consejero de Turismo.

El debate sobre el lugar que ocuparán las competencias en materia turística surge en pleno proceso de negociación de la estructura del futuro ejecutivo de coalición del PP y Ciudadanos en la Junta de Andalucía y cuyo organigrama están negociando ambos partidos.

A este respecto, en un primer momento trascendió que Turismo estaría integrado en la única vicepresidencia que habrá en el futuro ejecutivo del bipartito y que ocupará Juan Marín. Esta opción, sin embargo, no está aún cerrada y se siguen barajando distintas variables, según algunas fuentes consultadas.

Cunde la preocupación en el sector ante la pérdida de protagonismo

PILAR MARTÍNEZ

La preocupación cundió ayer como la pólvora entre los profesionales del turismo ante la pérdida de protagonismo de esta industria en la estructura del nuevo Gobierno. Los teléfonos echaban humo ante la posibilidad de que la gestión de esta industria pasara a ser la última cartera de una vicepresidencia, que regentaría Ciudadanos. Los temores a que el sector que mueve la economía regional, provincial y local quedara relegado en una macro vicepresidencia provocó que el Consejo de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), que preside Miguel Sánchez, optara por pasar a la acción para que la actividad que aporta el 13% al Producto Interior Bruto (PIB) de Andalucía y del que dependen más de 350.000 empleos tenga el protagonismo en el nuevo Ejecutivo acorde al peso de esta industria.

En este sentido, el Consejo de Turismo de la CEA comenzó a elaborar un documento en el que pretenden recoger el decálogo de prioridades de este sector, que encara este cambio de Gobierno en un momento clave en el que además de resentirse de una desaceleración en la llegada de turistas extranjeros, por el auge de mercados competidores del Mediterráneo, atraviesa por un cambio de ciclo en el que es fundamental no perder el tren de la innovación y acechado por la incertidumbre de la entrada en vigor en cuestión de unos meses del 'Bréxit', siendo el Reino Unido el mercado del que depende más del 30% del turismo internacional. Sánchez señaló que esta industria requiere de unas actuaciones urgentes, que determinaron en este documento. Además, avanzó la convocatoria por parte del Consejo de Turismo de la CEA de una reunión para el próximo martes con los responsables de las federaciones de los distintos segmentos turísticos, entre ellos, hoteleros, agencias de viajes y restauración. En este encuentro se pretende analizar este documento para su posterior traslado al nuevo Gobierno andaluz. Ya avanzaba ayer a este periódico Miguel Sánchez que el sector tiene que hacer frente a varias palancas de cambio como la digitalización, la sostenibilidad y el crecimiento equilibrado y una demanda dinámica, volátil y en constante transformación, así como una desaceleración económica. Desde el Consejo de Turismo de la CEA se insistía en la necesidad de concienciar a los nuevos mandatarios de que esta actividad es el pilar de la economía regional, en el que la Costa del Sol supone más del 40% del negocio turístico de la Comunidad. «El Ejecutivo tiene que dar al turismo una consideración de sector estratégico», reclamó. Y es que esta industria tiene claro que en el organigrama que ahora están diseñando PP y Ciudadanos el orden de los factores sí que afecta al producto, por lo que reclaman que Turismo mantenga el protagonismo que regenta en la Junta desde 1996.