Bronca de Moreno y Montero por los dineros del Estado para las comunidades

Montero y Moreno, en una imagen de archivo. /
Montero y Moreno, en una imagen de archivo.

La ministra propone a la Junta un crédito de 160 millones del FLA mientras resuelve la fórmula legal para transferir los 1.350 millones de la financiación

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El presidente de la Junta andaluza, Juanma Moreno, y la ministra en funciones de Hacienda, María Jesús Montero, han protagonizado este miércoles un intercambio de reproches sobre el reparto del dinero del Estado a las comunidades. El cruce de críticas tiene una singularidad más allá del periodo preelectoral en el que se está, y esta reside en que Montero fue la consejera de Hacienda de la Junta los últimos años hasta poco antes del vuelco político, y muy beligerante entonces con el anterior Gobierno del PP en exigencias sobre el mismo dinero que ahora le toca repartir.

El origen de las discrepancias está en los 1.350 millones de euros de liquidaciones de la financiación correspondientes a este ejercicio, que Hacienda se resiste a transferir a la Junta por estar el Gobierno en funciones y desaconsejarlo la abogacía del Estado. En medio de esta controversia se ha conocido que Hacienda sí va a librar una partida extra del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para auxiliar a la ahogada tesorería de la Comunidad Valenciana, en concreto 250 millones de euros antes del 9 de octubre. El Gobierno andaluz, que aún no ha recibido respuesta a varias cartas remitidas a Moncloa y a la ministra, saltó como un resorte y el presidente acusó a la ministra de «deslealtad» institucional por privilegiar con dinero a unas comunidades y negárselo a otras.

La ministra ha tratado de contrarrestar el revuelo por la confirmación de los 250 millones a la Generalitat valenciana, gobernada por el socialista Ximo Puig, con avanzar que todas las comunidades que no cumplan el objetivo del déficit del pasado año pueden acogerse al fondo extraordinario del FLA, desvelando que en ese grupo también está Andalucía a la que, según fuentes de su departamento, le llegarán 160 millones de euros.

Si mal encara el Gobierno PP-Cs que Hacienda no haya librado todavía los 1.350 millones de euros correspondientes a la financiación de este ejercicio y referidos a las entregas a cuenta y la liquidación de ingresos por impuestos como el IVA de años anteriores, mucho peor ha recibido la oferta del FLA. En concreto porque esta va envuelta en un aviso de incumplimiento del déficit del pasado año, cuando gobernaban los socialistas, sin que oficialmente se le haya comunicado a la Junta de Andalucía.

El FLA es un instrumento de crédito establecido por el anterior ministro de Hacienda del Gobierno de Rajoy, Cristóbal Montoro, para auxiliar a las comunidades con dificultades de obtener préstamos de la banca para pagar a sus proveedores en plena crisis financiera. Lo anunciado por Montero, según explicó a los periodistas en los pasillos del Congreso, es un FLA extra pensado para las comunidades que no cumplieron con el objetivo del déficit en 2018 una vez hechas todas las revisiones, entre ellas mencionó Andalucía.

Por ello, Montero criticó al Gobierno de PP-Cs por haberle acusado de otorgar privilegios a unas comunidades frente a Andalucía y de «deslealtad doble» por ser ella andaluza. «No es verdad, fue una comunicación y no un privilegio», dijo Montero a los periodistas. Explicó que igual que habló con Ximo Puig también lo hizo con el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo (PP). Aseguró que cuando el Gobierno actualice el FLA extra lo hará para el conjunto de las comunidades autónomas. «Algunos quieren buscar diferencias o privilegios cuando hay comunicación como la he tenido con el señor Feijóo o Puig o cualquiera que me lo pida», aseveró.

Montero también confirmó que su departamento está buscando la fórmula «técnicamente impecable» para transferir los 1.350 millones, que deberán servir, avisó, para atajar problemas de tesorería, de pago de facturas. El retraso del dinero a cuenta, añade, no justificará a las comunidades que hagan recortes presupuestarios, en alusión velada a Andalucía.

Críticas de Moreno

El Gobierno andaluz no ha respondido si va a recurrir al fondo extra del FLA. Fuentes de la Consejería de Hacienda recuerdan que el déficit definitivo se comunica por parte de la Intervención General del Estado a las comunidades autónomas en octubre. Una vez que se tenga el dato oficial, se informará si Andalucía se acoge al FLA y en cuánto.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, lamentó que la Junta no haya recibido respuesta a las cartas enviadas al Gobierno, una de ellas del consejero de Hacienda a Montero, mientras esta sí contesta a Feijóo y Puig. Criticó también que la ministra hable de un FLA que la Junta no ha solicitado «para tapar el déficit de 2018 que ella misma creó como consejera en Andalucía». Insiste en los 1.350 millones. «Que convoque el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y busque soluciones porque nos está empujando a muchas comunidades que no somos de su color político a la asfixia financiera y al menoscabo de fondos para servicios esenciales»,

Montero dejó la Consejería de Hacienda en junio del pasado año tras la llamada de Pedro Sánchez para hacerse cargo del Ministerio de Hacienda. La sustituyó Antonio Ramírez de Arellano. A final de 2018 la Junta tuvo que afrontar pagos imprevistos por varias sentencias, entre ellas 160 millones de euros del metro de Sevilla, lo que justificaría un desvío mayor del objetivo del déficit. En marzo se ajustó el cierre provisional en el 0,41% del PIB. El tope debía ser el 0,3%. Ahora queda por conocer el desvío definitivo.