Bendodo achaca al «ruido electoral» las exigencias de Vox sobre Presupuestos

Los consejeros de Agricultura y Presidencia, Carmen Crespo y Elías Bendodo./EP
Los consejeros de Agricultura y Presidencia, Carmen Crespo y Elías Bendodo. / EP

Asegura que las relaciones con el partido de Abascal son «fluidas» y descarta que la ruptura del PP y Cs en Málaga vaya afectar al Gobierno

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, quiso ayer, tras la reunión semanal del ejecutivo, poner el foco en el primer mes de andadura del bipartito PP-Cs con medidas como la supresión del impuesto de sucesiones o la reducción de un 17% de cargos eventuales en la Junta. Movimientos de las últimas horas, como la ruptura de Ciudadanos con el PPen el Ayuntamiento de Málaga y las amenazas del líder de Vox, Santiago Abascal, de no apoyar los Presupuestos autonómicos, hicieron al también consejero de Presidencia buscar otro enfoque para asegurar tanto la buena salud del bipartito en el Gobierno como la relación «fluida» con el socio necesario para sacar adelante las políticas en el Parlamento.

En este echar balones fuera, Bendodo exhibió no solo el ahorro de 14,5 millones de euros en puestos directivos en la legislatura, sino también economía de explicaciones. El consejero de Presidencia aseguró que las relaciones con Vox «son fluidas», pero no aclaró sobre qué hablan o negocian. Solo se limitó a emplazar al consejero de Hacienda, Juan Bravo, a sentarse a negociar con el partido de Abascal el Presupuesto de la Junta una vez tenga perfilados los números.

Rehusó calificar de «amenaza» el tuit de Santiago Abascal en el que exigía la derogación de la ley de Memoria Histórica y Democrática andaluza para negociar el proyecto de ley de Presupuestos de la Junta. Bendodo achacó esta y otras advertencias de Vox al proceso preelectoral de las generales. «Con las elecciones generales va a haber un poco más de ruido, pero no va afectar al Gobierno», afirmó para insistir en que la relación con Cs es más constante por ser socios del ejecutivo, pero también es «permanente» la de los consejeros de este con el partido ultraconservador. «La primera cuenta que hace (el consejero de Hacienda, Juan Bravo) es que hacen falta una serie de votos, por lo que sabe que tiene que sentarse con Vox pronto», afirmó.

PP y Cs suman 47 diputados, por lo que necesitan al menos ocho para la mayoría absoluta y garantizarse así la admisión a trámite del proyecto de ley de Presupuestos. El consejero de Hacienda avanzó en su comparecencia la pasada semana que pretende llevar al Parlamento en mayo, antes de las municipales, el proyecto de ley de las cuentas.

Bendodo aseguró que el objetivo de su partido es cumplir el acuerdo con Vox para sustituir la actual ley de Memoria por otra con el consenso de todos, aunque al ser preguntado sobre cuándo se conocerá el nombre del comisionado de la Concordia que gestionará esa reforma, respondió que aún se está buscando a la persona de consenso.

En el afán de que nada contamine al Gobierno, el consejero de Presidencia y portavoz evitó pronunciarse sobre la ruptura de relaciones de Cs con el PP en el Ayuntamiento de Málaga por la exigencia del partido naranja de que dimitan dos concejales investigados judicialmente. «No va a afectar para nada al Gobierno», se limitó a manifestar de forma sucinta. También rehusó aclarar si el acuerdo de gobierno con Cs establece el límite para dimitir cuando un cargo público está en la fase de investigado o encausado, ya que en el pacto de los 90 puntos suscrito aparece con los términos «imputado formalmente», cuando la figura de imputado no se recoge en la Ley de Enjuiciamiento Criminal desde la reforma de 2015.

El rodaje del bipartito continúa y ayer el Consejo de Gobierno conoció el comienzo de dos planes y un decreto. Con este se crea una comisión interdepartamental entre siete consejerías para la promoción del sector industrial con el objetivo de simplificar trámites y eliminar trabas burocráticas en el plazo de tres meses. Estará presidida por el viceconsejero de Hacienda, Industria y Energía y participarán vocales de Presidencia, Empleo, Educación, Agricultura, Economía y Fomento.

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, anunció el inicio de la redacción de un plan estratégico para la mejora de la competitividad del sector agrícola y ganadero, en el que también se contempla la eliminación de trabas burocráticas. Al Consejo de Gobierno la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, informó del comienzo de un nuevo plan de infraestructuras del transporte en Andalucía que deberá sustituir al Pista 2020.

Nombramientos

Por otro lado, el Consejo de Gobierno aprobó nuevos nombramientos en tres consejerías, entre ellos el del director general de Comunicación Social, que ha recaído en el periodista Juande Mellado. Y también fueron nombrados las autoridades portuarias de la Junta. Entre estos cabe destacar que el PPha reubicado a dos exacaldes: El que fuera regidor de Córdoba Rafael Merino como director gerente de la Agencia Pública Puertos de Andalucía; y a la exalcaldesa de Cádiz Teófila Martínez como presidenta de la Autoridad Portuaria de esta ciudad. Al frente de la Autoridad Portuaria de Sevilla estará Rafael Carmona, exdiputado regional y funcionario de la Cámara de Cuentas con orígenes en el PA.