«El día que bajamos los impuestos ya supimos de andaluces que vuelven»

Juan Bravo, en Sevilla. /Santana Yepes, J. A.
Juan Bravo, en Sevilla. / Santana Yepes, J. A.

Juan Bravo, consejero de Hacienda, Industria y Energía

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Juan Bravo Baena (Palma de Mallorca, 1974) llegó a Jaén siendo muy joven como jugador estrella del equipo local de fútbol sala, conociéndole la afición por Juanele. Estudió en la Universidad de esta ciudad andaluza y opositó a inspector de Hacienda, llegando a ser delegado territorial en Ceuta de la Agencia Tributaria antes de saltar a la política como diputado del PP. Llegó de suplente al Gobierno del cambio en Andalucía como titular de Hacienda, Industria y Energía, tras la dimisión por enfermedad de Alberto García Valera, pero en pocas semanas se ha convertido en uno de los consejeros más mediáticos. La razón principal es el decreto para un amplio paquete de rebaja fiscal en sucesiones, donaciones, IRPF, transmisiones patrimoniales y documentos jurídicos. Pero también ha calado su filosofía de ahorro con la que alecciona a sus compañeros del gabinete presidido por Juanma Moreno, a los que ha regalado un céntimo plastificado como si fuera la tarjeta de presentación de la Junta.

–¿Realmente es una bajada masiva de impuestos?

–Yo creo que sí, y un esfuerzo económico importante porque son de 235 a 240 millones de euros lo que va a dejar en el bolsillo de los andaluces. Es un proyecto muy ambicioso y hemos hecho más de lo que inicialmente nos habíamos comprometido.

–¿Es un regalo fiscal a los ricos como dicen las izquierdas?

–¿Por qué en Andalucía es una medida de ricos y cuando lo hace el PSOE en Extremadura no es una medida para ricos?

Se refiere a la casi supresión del impuesto a las herencias.

–Sí, lo que nosotros buscamos es competir con nuestro entorno, llámese Extremadura, Murcia o Madrid. Los impuestos son necesarios y obligatorios para atender un estado del bienestar, pero no pueden ser un elemento de fuga. No podemos renunciar a tener andaluces o contribuyentes en Andalucía que por un impuesto que vamos a cobrar una vez en la vida, durante 30 o 40 años perdamos lo que paguen por el IRPF, el IVA o en transmisiones. No solo renunciaríamos a ingresos de otros impuestos, sino también a las inversiones que esas personas puedan hacer en Andalucía.

El consejero de Hacienda anuncia nuevas rebajas en tasas y deplora una herencia de ineficiencias en gasto público

Según la Agencia Tributaria, la renta media en Andalucía es de 21.700 euros, la segunda más baja de España. Por eso quería que explicara por qué la rebaja de tres puntos en el IRPF a las rentas de más de 120.000 euros y de medio punto a las medias y bajas.

–Vamos a ver, la rebaja de la renta afecta a 3,7 millones de andaluces, es una medida para todos. En segundo lugar, habla de la renta media, hasta 14.000, hasta 18.000, es un colectivo que está bien tratado por las rebajas que hizo Rajoy y aún así le rebajamos. Aquí de manera sistemática se ha querido criminalizar desde el punto de vista fiscal a las rentas más altas. Y nosotros lo que queremos es devolverlas a la misma situación que está la escala estatal. No pretendemos beneficiar a nadie, pero tampoco perjudicar a nadie. Aquí hay dos posturas: la de quienes plantean subir impuestos para hacer gasto social porque pretenden cubrir ineficiencias del gasto público con mayores impuestos, o quienes pretendemos cubrir esos gastos con más eficiencia y para eso queremos meter dinero en el bolsillo de los contribuyentes. Aquí llevamos 37 años de subir impuestos de manera continuada, nunca hemos visto bajadas...

En la pasada legislatura el Gobierno socialista bajó impuestos de acuerdo con Cs (dos puntos el IRPF a las rentas de menos de 60.000 euros, el tramo autonómico de hidrocarburos y las herencias hasta el millón de euros).

–Salvados los gestos últimos, siempre han subido y no bajado impuestos; en una comunidad con las tasas de empleo de las mas bajas, el PIB por debajo de la media nacional, sin crecimiento de la industria, con la captación de inversión extranjera del 1%. Ellos han hecho eso y no ha funcionado; los andaluces han pedido un cambio, déjennos trabajar con una fórmula que se está estableciendo y ha funcionado hasta ahora en Galicia, Castilla León y Madrid. No vamos a quitar los impuestos, vamos a hacerlos competitivos con el resto del entorno para que nadie quiera deslocalizarse. Una política (la socialista) de subir impuestos y descontrolar el gasto; otra política, bajar impuestos y atender la sanidad, el empleo y no ir regando subvenciones sin justificación.

La merma de ingresos de 235 millones hasta 2023, ¿no deja una herencia envenenada al gobierno de la siguiente legislatura?

–Herencia envenenada la que nos hemos encontrado nosotros, con sentencias de pagos en contra (más de 700 millones de euros), impagos de compromisos adquiridos y no cumplidos. La realidad es que en España bajando los impuestos con Rajoy se recaudaron 8.800 millones de euros más, récord histórico. Al final si la gente trabaja, que es lo que pretendemos con estas medidas, si los empresarios y autónomos pueden invertir más porque le dejamos más rentas en su bolsillo, si los andaluces pueden consumir más, la economía crece. Desde que aprobamos la bajada de impuestos, ya nos han trasladado de gente de Madrid que se vuelve a vivir a Andalucía. Y si conseguimos que las 850.000 personas que están en desempleo empiecen a trabajar, automáticamente empiezan a contribuir. Esos 235 millones de euros que hemos puesto en el escenario más restrictivo para que nadie nos pueda llamar populistas ni demagogos, vamos a ver dentro de cuatro años si son negativos o son más no se cuantos, tiempo al tiempo.

«En principio, vamos a utilizarlo. Pondremos en valor los 500 millones recaudados en obras hidráulicas» canon del agua

«Si se cumple la previsión de la UE para que en 2021 no haya bolsas, igual no tiene sentido el impuesto» impuesto a las bolsas

Ha dicho que la rebaja no se queda en lo aprobado y habrá una ley de tasas nueva. ¿Puede ampliar en qué consiste?

–Estamos trabajando en eso. Tenemos que hacer una revisión de todas nuestras tasas. Hay tasas que todavía están en pesetas y tasas que ya no tienen sentido, y tasas que si somos más eficientes, queremos reducir. Estamos en un análisis profundo. También vamos a analizar el resto de figuras impositivas que tenemos en Andalucía como el impuesto del patrimonio, el resto de figuras de actos jurídicos documentados. Nuestra misión es hacer más eficiente la gestión y cada euro aplicarlo a educación, empleo y sanidad y la cuarta pata a bajar impuestos.

El PP siempre prometió eliminar el canon del agua. ¿Lo hará?

–Lo que nos hemos encontrado es otra vez una falta de gestión, como cobrar un canon para no aplicarlo y tenerlo guardado en una cuenta bancaria; hasta la UE ha advertido de que se cobraba este impuesto que es finalista para hacer una serie de obras que no las hacían. Fíjese qué mentalidad, cobrar, cobrar aunque sea para no invertir. Lo que haremos es poner en valor esos 500 millones de euros paralizados para tener mejores infraestructuras.

Canon del agua

Pero no quitarán la tasa del agua.

–En principio no, vamos a utilizarla.

El impuesto también polémico en su día de las bolsas de plástico, ¿lo mantendrán?

–Ese es un tema que tenemos encima de la mesa de debate. Se recaudan aproximadamente 230.000 euros, cuesta casi más gestionarlo que cobrarlo. No tiene prácticamente control ahora mismo porque es muy difícil y entra en el ánimo voluntarista. Si se cumple la previsión de la UE para que el año 21 no puedan utilizarse las bolsas de plástico, a lo mejor la finalidad para la que se creó no tiene sentido.

–¿Y sobre la fiscalidad medioambiental habrá supresiones?

–En todas las reuniones que he tenido nadie se ha quejado de la fiscalidad medioambiental, pero sí de las trabas medioambientales. Le cuento un proyecto concreto: mil millones de euros de inversión, 3.200 puestos de trabajo durante la obra que son dos años, y otros 400 puestos una vez que la obra esté terminada y se desarrolle la planta; eso está paralizado. ¿Tiene sentido que eso esté paralizado en Andalucía? Suponga que un 14% de esa inversión sea IVA, eso significa 130 millones de euros, el 50% para Andalucía, 65 millones de euros; acuérdese de los 235 millones (de la rebaja fiscal): Ya tendríamos un cuarto de la medida recuperado. El medio ambiente hay que cuidarlo, pero no puede ser que la traba lleve a frenar el desarrollo porque muchas veces no es por protección del medio ambiente, sino por mala gestión.

«Una de las mayores ineficiencias es todo el personal procedente de los entes instrumentales sin competencias» ineficiencias heredadas

«Cada vez que viajo me encuentro con ayuntamientos a los que les debemos dinero» herencia recibida

«En mi casa yo apago la luz más que mi mujer» apagar la luz

–¿Qué han detectado que funcione mal?

–No tiene sentido que hagan falta cinco proyectos ni que la tramitación digital apenas exista. El decreto de transformación digital es del año 2003, han pasado 16 años, cuánto cuesta eso. Algo que hemos corregido es que un acuerdo del Consejo de Gobierno había que firmarlo en la consejería y luego se mandaba un conductor con coche oficial para que lo firmara el presidente; eso según el Ministerio de Hacienda cuesta como mínimo 80 euros para la propia administración.

Usted no habla tanto de levantar alfombras como de eficiencia, ¿ese es un ejemplo?

–Es un ejemplo clarísimo de lo que es la eficiencia para ambos lados, para el de la administración y para el contribuyente. Se ahorra un 25% cuando se incorpora la tramitación digital. Estamos hablando de un Presupuesto en la Junta de 34.000 a 36.000 millones de euros, ¿cuánto podríamos dedicar más para dependencia y sanidad?

–¿Qué es de lo que se ha encontrado lo que más criticaría de lo que usted llama ineficiencia?

–Una de las ineficiencias de las más grandes es todo el personal que entró con los entes instrumentales, que los tribunales han dictado que se queden, pero sin poder ser capaces de poder desarrollar todas sus competencias (al no ser funcionarios). Hay otras de menor importe que yo creo que son también importantes, como el caso de la luz y el agua mineral (que se gasta en las consejerías); para mí son un ejemplo que los ciudadanos entienden porque en su casa hacen igual. Tener un edificio de la Junta 24 horas al día con las luces encendidas, ¿cuánto nos cuesta?

–¿Ha conseguido ya que apaguen las luces de todos los edificios de la Junta cuando no hay nadie?

–En el de mi consejería no le quepa duda. Le voy a contar una anécdota, el otro día trabajaba hasta tarde y también el viceconsejero (Jorge Ramírez), cuando se apagaron las luces en la hora fijada y oigo que me grita '¡Juan, te has pasado!'.

–¿Cómo se ha encontrado las finanzas de la Junta?

–El Presupuesto de 2018 se ha cerrado con el cumplimiento (del objetivo del déficit) del 0,41% (del PIB);  a nivel de deuda cumplimos, pero no cumplimos la regla de gasto. Nuestro problema es que nos hemos encontrado con lo que teníamos que pagar que no aparecía computado en 2018. Por ejemplo, nos trasladan que había un acuerdo cerrado para unas actividades educativas que se hicieron en 2014 por valor de 600.000 euros y que nunca se han pagado; eso es nuestro porque lo vamos a pagar nosotros, pero viene de atrás. Cada vez que viajo me encuentro que a todos los ayuntamientos le debemos dinero. ¿Es normal que no sepamos los IBI que debemos a los ayuntamientos?, pues no se sabe. Esa era la gestión de la Junta de Andalucía.

Por lo que me dice, si el anterior gobierno hubiera pagado lo que debía, no hubiera cumplido con el objetivo del déficit.

–Si hubiera cumplido con sus compromisos, evidentemente tendría dificultad para cumplir el objetivo del déficit.

–¿Y su gobierno cree que puede cumplirlo o no?

–Nosotros vamos a cumplir el objetivo del 0,1% (del PIB). Y eso que vamos a hacer tres presupuestos. El de la prórroga, el del 19 y el del 20. El PSOE decidió que en lugar de presupuesto prefería elecciones, aunque el resultado no le ha acompañado. Desde 1996 no había habido prórroga, pero lo que no había en el 96 es que además en España no hubiese ni gobierno, ni presupuesto, ni Cortes Generales, ni nada. Eso dificulta que tengas que adoptar muchas cautelas para hacer un presupuesto creíble.

–¿Y merece la pena el Presupuesto de 2019 para seis meses?

–Los andaluces han votado cambio. Si hubiésemos utilizado el borrador de la prórroga, serían los Presupuestos del PSOE.

Bueno, Pedro Sánchez está gobernando en España con los presupuestos de Rajoy.

–Es que estaban aprobados, ojalá me hubieran dejado unos presupuestos aprobados, hubieran sido otras circunstancias.

Déficit

Como diputado del PP, usted llegó a votar en contra de la ampliación de la senda del objetivo del déficit que propuso el Gobierno de Sánchez. A Andalucía le hubieran correspondido 350 millones de euros más para gasto. Entonces no sabía que tendría que gestionar las cuentas de la Junta...

–Ni me lo podía imaginar.

A toro pasado, ¿hubiera hecho lo mismo o hubiera intentado convencer a sus compañeros de lo contrario?

–Hubiera hecho exactamente lo mismo.

–¿Votar a disponer de 350 millones de euros menos...?

–Eso no es real. Ese es el discurso que intenta mantener la izquierda, pero es falso. Lo que tendríamos es mayor capacidad para endeudarnos y nosotros consideramos que en algún momento tenemos que dejar de endeudarnos. Nuestro objetivo es el equilibrio presupuestario con superávit. Hoy hay muchas comunidades autónomas que tienen superávit y nosotros seguimos endeudándonos. El voto del PP a los presupuestos del Gobierno era un no que también había dicho el FMI, el Banco de España, la AIReF, Bruselas.

La Autoridad Independiente de responsabilidad Fiscal (AIReF) ha hecho una previsión de crecimiento del Presupuesto del 3%. ¿Coincide esas cifras con sus datos?

–La AIReF trabaja con los datos que le hemos proporcionado. Lo importante es que los organismos internacionales nos crean, que la AIReF nos crea, que los andaluces nos crean. porque hasta ahora se han hecho políticas desde aquí que no eran creíbles. La medida está en que con apenas dos meses de gobierno salimos al mercado (con 700 millones de euros) y nos colocamos siete puntos por debajo de la anterior operación.

El anterior gobierno logró salir al mercado con éxito el pasado año.

–Sí, pero los mercados qué miden, la credibilidad de los gobiernos y nosotros salimos cuando llevamos dos meses y pico en la Junta y nos colocamos siete puntos por debajo de la anterior operación, eso es un aprobado alto a la gestión del nuevo Gobierno.

–¿Gestión o expectativas?

–Gestión y expectativas. Creo que en cien días hemos hecho más cosas posiblemente que en la última legislatura. No me cabe la menor duda.

–¿Podría avanzar algo concreto del Presupuestos de 2019?

–Lo que le puedo contar es que se incrementarán las partidas de sanidad, educación y dependencia.

Una última pregunta consejero, ¿es usted el que apaga en su casa las luces?

–Yo en mi casa apago más las luces que mi mujer, pero soy infinitamente más cuidadoso con las luces y los ordenadores de la Administración que de mi propia casa. En mi perfil de WhatsApp tengo escrito «El mundo cambia no con nuestras palabras, sino con nuestro ejemplo», e intento llevarlo a la práctica.

«Nada justificará que Vox no apoye los Presupuestos»

Ha dicho que del mismo modo que los Presupuestos no se aprobarán hasta después de las municipales, tampoco se conocerán antes las auditorías a los entes instrumentales. ¿Por qué se aplaza? Habían dicho 45 días.

–Dije que lo daremos después de las elecciones para que no se utilice como arma política.

–¿Es un acuerdo PP-Cs?

–Es un acuerdo del Consejo de Gobierno por responsabilidad y creo

que es un grandísimo acierto.

–¿Y cuentan con Vox para aprobar el Presupuesto? La consejera de Fomento ha dicho estar convencida de que Vox lo apoyará. ¿Piensa lo mismo?

–Hay unos compromisos firmados de gobierno de dos partidos que estamos cumpliendo y un acuerdo de investidura con otra formación política. Nosotros vamos a respetar lo firmado, entonces nada justificará que no  aprueben estos presupuestos; pero yo sigo en mis trece de que debemos dar la mano al PSOE y Adelante Andalucía para un acuerdo y que sean ellos los que renuncien a esta capacidad de diálogo. Nosotros lo vamos a intentar.

–De las empresas públicas bajo su área. ¿Cómo se ha encontrado Cetursa, la que gestiona Sierra Nevada, y qué planes tiene?

–Lo que nos hemos encontrado es abandono, porque no había inversiones desde hace diez años, denuncias cruzadas de los trabajadores; con una dejadez en las instalaciones con una antigüedad de 22 años. Lo importante, Cetursa y Sierra Nevada es el escaparate de Andalucía durante varios meses al año, Tenemos que llevar Sierra Nevada al lugar que le corresponde. Tenemos que ver qué hacer con los hoteles que tenemos allí. Está gestionado de manera deficiente.

–¿El plan cuál es?

–Estamos en una fase de estudio con las consejerías de Turismo, Fomento y Medio Ambiente, para ampliar los metros esquiables, reconducir la situación con los trabajadores, poner en orden la situación y ver que inversiones se pueden hacer. Para eso hemos nombrado consejero delegado a un experto de la Agencia Tributaria.