Asesina a tiros a su mujer en un pueblo de Granada

Cordón policial en la calle Ocón de Guadahortuna donde le dieron dos balazos a la víctima el sábado. /Ramón L. Pérez
Cordón policial en la calle Ocón de Guadahortuna donde le dieron dos balazos a la víctima el sábado. / Ramón L. Pérez

El autor de los disparos, permanece detenido en espera de pasar a disposición judicial acusado de homicidio y tenencia ilícita de armas

JOSÉ R. VILLALBA GRANADA.

La mujer de 43 años herida por su marido a tiros el sábado, en la localidad granadina de Guadahortuna, falleció ayer por la tarde, en la unidad de cuidados intensivos del hospital de Virgen de las Nieves de la ciudad granadina. Pepa, como la conocían sus vecinos, logró aferrarse a la vida después de recibir un impacto de una bala en la cabeza y otro en el estómago. Su marido continuaba anoche detenido en la comandancia de la Guardia Civil. Los hechos sucedieron poco antes de las 15:00 horas del sábado, en la calle Ocón de Guadahortuna, a muy pocos metros de la sede del ayuntamiento. En circunstancias que están siendo investigadas por el instituto armado, el hombre efectuó dos disparos con un arma corta con su esposa, cuando se encontraban a la puerta de la vivienda.

La mujer cayó desplomada en la puerta de su vivienda, mientras el autor de los disparos desapareció de la escena del crimen para buscar refugio en otra barriada de la localidad. Los vecinos de la víctima se fueron aglutinando en torno al lugar donde se encontraba la mujer desangrándose. «Yo me asomé al balcón de mi casa y la vi en el suelo del portal de su casa, en poco tiempo se llenó aquello de vecinos», comentó el dueño de una casa ubicada a pocos metros de donde sucedió el crimen.

Efectivos de emergencias acudieron rápidamente al lugar, donde estabilizaron a la víctima, que dada la gravedad tuvo que ser trasladada en un helicóptero del servicio de emergencias del 061 al Virgen de las . La última víctima de un crimen machista soportó la primera intervención quirúrgica a la que fue sometida la tarde del sábado y en el momento de su muerte estaba pendiente de pasar otra vez por quirófano. Durante el tiempo que la mujer permaneció en el hospital granadino, los tres hijos de la mujer -uno menor de edad-, sus hermanas y demás familiares permanecieron en la sala de espera.

Catorce asesinadas

La pareja estaba casada desde hacía años, aunque vivían juntos sólo durante temporadas debido a las desavenencias que mantenían, según explicaron los vecinos de la familia. En todo caso no constan denuncias por violencia de género en el seno del matrimonio. El detenido, de 53 años, carece de antecedentes penales. Tampoco tenía licencia de armas. La pistola, presuntamente, utilizada para disparar contra su esposa ha sido requisada por la Guardia Civil. Está previsto que este martes pase a disposición del juez de guardia. Ayer por la tarde fue trasladado el cadáver de la fallecida al tanatorio de Guadahortuna y para hoy estaba previsto el entierro. El homicidio de esta mujer se convierte en el tercer crimen machista registrado en Granada este año y hace el número catorce en España.

La primera fallecida este año en la provincia granadina pereció en Guadix, donde un hombre asesinó a su exmujer y la llegó a enterrar en un solar; el segundo fue el de la joven Mar quien murió por el disparo que le propinó su novio en el campo de tiro de Las Gabias, quien después se suicidó; y el tercero es el de esta mujer de Guadahortuna.

La delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, mostró su consternación y condena por este último crimen machista, y trasladó «todo el apoyo» del Ejecutivo andaluz a sus familiares y allegados. «Una vez más la violencia machista nos golpea, causando dolor pero también indignación y coraje para seguir combatiendo, cada uno desde su responsabilidad, esta lacra que nos avergüenza como sociedad», aseguro en un comunicado.

La delegada, que confirmó que la víctima no había sido ni era usuaria de los recursos del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), mostró su solidaridad a su entorno afectivo y a los vecinos de Guadahortuna e insistió en que «es importante que las mujeres sepan que no están solas, que deben denunciar, ellas o su entorno, para que los recursos públicos puedan actuar». «Es espeluznante, doloroso, intolerable, cada caso de violencia machista es también una agresión a toda la sociedad», señaló.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, también manifestó en su cuenta de twitter su más unánime condena por los hechos acaecidos. En los mismos términos se expresó la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y la consejera de Igualdad, María José Sánchez. El Ayuntamiento de Guadahortuna decretará hoy tres días de luto oficial y guardará un minuto de silencio a mediodía. En declaraciones a Europa Press, la alcaldesa del Guadahortuna, Josefa Caballero, anunció que tras la investigación policial, se convocarán diversos actos para mostrar la «rotunda condena» de los hechos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos