La elección de Juande Mellado como director general acaba con seis años de interinidad en Canal Sur

Rafael Porras, Juande Mellado, Juanma Moreno y Juan Marín, ayer tras la votación de los cambios en Canal Sur./EFE
Rafael Porras, Juande Mellado, Juanma Moreno y Juan Marín, ayer tras la votación de los cambios en Canal Sur. / EFE

El Parlamento aprueba sin papeletas en contra los cambios en la RTVA y el Consejo Consultivo, aunque Adelante vota en blanco a Mellado

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El Pleno del Parlamento dio ayer tarde el visto bueno a los nombramientos de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA) y el Consejo Audiovisual de Andalucía según lo acordado por los cinco grupos en el primer pacto de esta índole en la legislatura. La renovación de los órganos de dirección en Canal Sur y el Audiovisual se aprobaron sin ningún voto en contra. La votación, sin embargo, destapó una fisura: En contra de los previsto, los 17 diputados de Adelante Andalucía votaron en blanco la elección del periodista Juande Mellado como nuevo director general de la RTVA.

Mellado, hasta ayer director general de Comunicación Social de la Junta, recibió 91 votos, los del PP, PSOE, Cs y Vox. Son muchos más de los que marca la ley, que establece el respaldo de tres quintos de la Cámara (66 diputados) para su elección. Fuentes de Adelante Andalucía justificaron el voto en blanco en que esta formación no fue consultada sobre la propuesta de Mellado, un nombre consensuado en principio entre PP y Cs con el PSOE.

El Consejo de Gobierno ratificará el próximo martes el nombramiento de Mellado como director general de la RTVA. Con este último paso acaba una etapa de interinidad en la dirección de Canal Sur. El puesto de director general en la cadena pública estaba vacante desde 2013, cuando dimitió Pablo Carrasco. La falta de acuerdo de los partidos para un nombre de consenso mantuvo bloqueada la elección del sustituto durante dos legislaturas. El consejo de administración, previa propuesta del anterior Gobierno socialista, nombró subdirector general al periodista de la casa Joaquín Durán, quien durante estos años ha venido haciendo las veces de director general de facto.

El Parlamento también aprobó la elección de los nuevos miembros del consejo de administración de Canal Sur, cuyo mandato había expirado en 2014; y de los nueve del Consejo Audiovisual. En ambos casos fue por unanimidad, pero los de Canal Sur obtuvieron 107 votos y los del Audiovisual 108, cuando hay 109 diputados en la Cámara.

Examen sin preguntas

La votación, que fue en urna, se produjo pocas horas después de que el nuevo director general de Canal Sur y los consejeros pasaran el examen de idoneidad en comisión parlamentaria. Este trámite, del que Andalucía fue pionera en casos de elección de cargos por el Parlamento, resultó de lo más curioso. Los miembros de la comisión, entre ellos la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, los de la Mesa y los portavoces de los grupos, asintieron a la idoneidad de los aspirantes sin ninguna pregunta, ni siquiera la habitual de si podían incurrir en incompatibilidad. Todo ello en el fragor de la polémica suscitada porque los partidos han designado a políticos sin trabajo tras quedar descolgados en las pasadas elecciones y a periodistas de sus gabinetes de prensa, cuando las leyes exigen que se nombre a personas de reconocida cualificación profesional.

Los nueve consejeros de la RTVA son los siguientes: Por el PSOE-A, el exdiputado nacional Antonio Pradas; el secretario de Organización del partido en Almería, Antonio Martínez Rodríguez, y la exdiputada autonómica Olga Manzano; por el PP-A, el periodista Rafael Porras (que será el presidente de este órgano) y la exparlamentaria y concejal Mariví Romero; por Cs, Inmaculada Trenado, directora de Comunicación de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), e Iván Tarín, director de la agencia de publicidad Arena; por Adelante, la periodista del gabinete de prensa de IU Esther Fernández, y por Vox, el periodista del gabinete de prensa de este partido Carlos Morillas.

Los nueve consejeros del Audiovisual son: Por el PSOE-A, Joaquín Durán; la periodista María Luisa Suero, y la exdiputada en el Congreso y funcionaria de la Junta Amalia Rodríguez Hernández; por el PP-A, los periodistas Mateo Rísquez y Pilar Jimeno (que hasta ahora formaban parte del consejo de RTVA); por Cs, Antonio Checa, exdecano de la Facultad de Comunicación de Sevilla, que será el presidente del organismo; y el periodista Paulino García, asesor hasta ahora del vicepresidente Juan Marín; por Adelante, Pilar Távora, cabeza visible de Izquierda Andalucista, candidata en las autonómicas pasadas y directora, productora y guionista de cine, televisión y teatro; y por Vox a Ana Millán, hasta la fecha directora de Comunicación de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC).

Mellado piensa potenciar la cercanía y proyectar una televisión y radio de futuro

El nuevo director general de la RTVA, Juande Mellado, habló a los periodistas tras su elección de lo que tiene en mente llevar a cabo en Canal Sur. Dijo que piensa potenciar la cercanía y avanzó un plan estratégico con vista a una televisión y radio públicas de 2030 y 2040. Considera que el amplio aval recibido por el Parlamento, tanto su nombramiento como el de los nuevos consejeros, refuerza el «cambio de rumbo» que debe acometer la cadena pública; «un cambio de rumbo de la mano de los trabajadores», puntualizó.

Señaló retos como la renovación tecnológica tanto de la radio como de la televisión y de «nuevos contenidos donde todos se sientan cómodos». «Son tantas las cosas que hay que hacer que antes de explicarlo veo necesario hablarlo con los trabajadores», insistió sobre una agencia pública con cerca de 1.500 empleados y en la que los sindicatos tienen un gran peso.

Rafael Porras, que será presidente del consejo de administración cuando este lo vote en su primera reunión, dijo que su cometido y el de los consejeros es el de la «defensa a ultranza de una radio y televisión pública plural, abierta y con mantenimiento de la plantilla, porque es fundamental el papel que pueda jugar en estos momentos desde el punto de vista de los medios y la calidad democrática de la comunidad». Sobre las críticas a los consejeros políticos, defendió el derecho de cada partido a proponer a quienes desea. «La profesionalidad es importante, pero no necesariamente imprescindible», aseveró.