El acusado de matar a su madre y hermana pide perdón «si verdaderamente» fue él

El acusado, durante una de las sesiones del juicio en la Audiencia Provincial de Sevilla. :: efe/
El acusado, durante una de las sesiones del juicio en la Audiencia Provincial de Sevilla. :: efe

La fiscal pide para el acusado 23 años de cárcel por cada una de las muertes así como que se prohíba acercarse a Arahal en 33 años

SURSEVILLA.

El acusado de asesinar a su madre y a su hermana en la vivienda familiar ubicada en la localidad sevillana de Arahal en el mes de diciembre de 2016, que responde a las iniciales J.A.P.B., hizo ayer uso a su derecho a la última palabra en la fase final de la vista oral y se dirigió a la Sala y al jurado popular indicando que «si verdaderamente» fue él el culpable, pide perdón a las víctimas, a su familia y a Arahal. Previamente a la última palabra del procesado, las partes personadas presentaron sus conclusiones finales, donde la representante del Ministerio Fiscal modificó algunas partes de su escrito de acusación inicial.

Así, eliminó de su relato de los hechos «cosas que no han sido acreditadas» como que hubiera una discusión previa del acusado y su hermana antes de la muerte de ésta última, que hubiera cogido las armas blancas de la cocina así como que existiera un consumo de cocaína entre la primera y la segunda muerte y que esté determinado la cantidad que sustrajo el encausado del monedero de su hermana.

De esta manera, la fiscal ha modificado su calificación de los hechosy ha variado el delito de hurto del que acusaba a J.A.P.B. por un delito leve de hurto. Asimismo, ha incluido penas accesorias por los dos delitos de asesinatos que atribuye al encausado, y por el que pide una condena de 23 años por cada uno, solicitando que se prohíba al acusado que se comunique o se acerque a sus hermanos por un periodo de 33 años así como que resida en Arahal o se aproxime a esta localidad a menos de diez kilómetros. Igualmente, en sus conclusiones finales, la fiscal ha indicado que J.A.P.B. es autor de dos delitos de asesinato porque hay «muchísimas evidencias y pruebas» que acreditan su participación en esos crímenes.

En este sentido, la representante del Ministerio Público ha subrayado que el acusado ha confesado y reconocido los hechos tanto «en un primer momento» cuando se lo indica a su hermano y a los agentes de la Policía Local de Arahal y de la Guardia Civil como durante los posteriores interrogatorios que le hicieron agentes de la Guardia Civil.