Los premios Clara Campoamor reconocen la lucha por la igualdad

N. T. MÁLAGA

Los Premios Clara Campoamor son una tradición que el PSOE andaluz mantiene desde hace más de veinte años. De esta manera reconoce la labor de mujeres y colectivos en pro de la igualdad. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, presidió ayer en Málaga la entrega de los 11 galardones: uno por cada provincia andaluza, dos de ámbito autonómico y uno elegido por las Juventudes Socialistas.

En esta edición, uno de los premios Clara Campoamor fue a título póstumo: el de Nadia Machaala, joven promesa del tenis andaluz fallecida a los 20 años el pasado junio en Sevilla en un accidente de tráfico. También fue distinguida Carmen Castilla, secretaria general de UGT Andalucía. El reconocimiento por parte de las Juventudes Socialistas de Andalucía recayó en Virginia Santaella Higueras, que ha cumplido su sueño de ser árbitro con sólo 24 años.

Por la provincia de Almería, la premiada por el PSOE andaluz este año es Inmaculada Idáñez, activa defensora de los derechos de la mujer en el mundo agrario. En Cádiz se reconoce la figura de la trabajadora social Dolores Virués. Por Córdoba, el reconocimiento fue a manos de la Asociación Juvenil Mesa Local de la Juventud de Puente Genil, que desarrolla un destacado trabajo participativo que repercute de forma positiva en los jóvenes del municipio a través de actividades entre las que destacan las que promueven la igualdad. La premiada por Granada fue Pilar Aranda, la primera mujer rectora de su universidad. Por Huelva se reconoce a Marina Sánchez, una «hija de la posguerra» que fue la primera mujer de su pueblo en trabajar en el Ayuntamiento. Por Jaén, el PSOE-A premió a Juana María Torres, presidenta de la Asociación Cultura Lugia. Por Málaga se eligió a la Asociación Mujer Emancipada, que desde 1995 atiende y apoya a las mujeres que ejercen la prostitución. Finalmente, por Sevilla se reconoció a la Asociación de Camareras de Piso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos