La Fiscalía andaluza pide endurecer las penas de blanqueo mediante compra de arte

SUR SEVILLA.

La Fiscalía Superior de Andalucía ha abogado por endurecer las penas impuestas en casos de blanqueo de capitales mediante la compra de obras de arte y bienes arqueológicos y ha pedido una reforma legislativa que lo permita como ocurre con el blanqueo asociado al narcotráfico. Lo ha hecho en su memoria del 2015, a la que ha tenido acceso Efe, y en el capítulo dedicado a las propuestas de reformas legislativas, en el que la Fiscalía Superior andaluza considera necesario establecer un endurecimiento de las penas en este tipo de delitos.

En su argumentación, recuerda que el tráfico ilícito de bienes culturales está perseguido desde 1995 con la figura de represión del contrabando, que ya lo considera una forma posible de «criminalidad organizada» que permite utilizar la figura del agente encubierto.

Sin embargo, la memoria de la Fiscalía Superior pide que se tipifiquen estos delitos en una modalidad agravada para que, en esta modalidad de blanqueo de capitales, se establezca una mayor sanción junto al decomiso inmediato de las obras de arte a favor de las autoridades competentes. Recuerda que, desde una perspectiva criminológica, la posibilidad de utilizar antigüedades para el blanqueo de capitales ha sido resaltada por la inteligencia policial y aparece como tal en el Manual Europeo de Investigación Financiera.

La Fiscalía pide la configuración de una agravante específica para la comercialización de bienes culturales para el blanqueo de dinero como ocurre con el procedente del narcotráfico o con delitos relacionados con la planificación urbanística.

En su petición de una reforma legislativa, la Fiscalía considera que «no tiene sentido» que otras tipologías cuenten con esta especial pena y «queden fuera de la previsión» aquellas graves formas de delincuencia asociadas al apoderamiento o tráfico ilícito de los bienes culturales muebles. «Lo esencial sería integrar igualmente la adquisición de bienes culturales con el dinero de procedencia ilícita para obtener así una forma rápida y efectiva, que vincula el blanqueo de capitales con el Patrimonio Histórico», concluye.