La exministra Narbona revela que el hotel podría haber desaparecido hace ocho años

Llegó a un acuerdo con Azata para una permuta, pero Pedro Solbes frenó la operación ante la convocatoria de las elecciones

EFE MADRID

El hotel El Algarrobico, en el Parque Natural Cabo de Gata (Almería), podría haber desaparecido hace ocho años, en base a un acuerdo de permuta al que la exministra de Medio Ambiente Cristina Narbona llegó con la promotora y que, según su versión, no salió adelante por producirse en vísperas electorales.

Cristina Narbona, ministra de Medio Ambiente entre 2004 y 2008 y actual consejera del máximo órgano de Seguridad Nuclear en España (CSN), se topó con El Algarrobico cuando al hacerse cargo de la cartera pidió información sobre la situación del deslinde de costas para la delimitación del dominio público terrestre. «Almería era una de las provincias donde los trabajos estaban más retrasados, con menos del 50% ejecutado, y me llega la información de que se estaba construyendo este proyecto ubicado parcialmente en los 100 metros que deberían quedar protegidos por el deslinde», explica a Efe.

Narbona convocó en Madrid a la empresa Azata del Sol, que construía el hotel, con sendas licencias tanto del Ayuntamiento de Carboneras, administración local competente, como de la Junta de Andalucía y le pidió que modificara el proyecto para no ocupar lo que iba a ser dominio público-terrestre. «La empresa se negó con el argumento de que poseían las licencias y contaban con respaldo social», añade. A pesar de ello, Narbona aplicó la Ley de Costas vigente y en cuanto se aprobó el deslinde que confirmó que el hotel se construía en zona protegida inició el trámite de expropiación.

En tanto que al Ministerio de Medio Ambiente le correspondía indemnizar a la empresa, su entonces titular pidió una tasación por el valor de la inversión de El Algarrobico y empezó a buscar alternativas para la compensación.

En 2008 Medio Ambiente identificó una parcela urbanizable en El Toyo, un nuevo desarrollo situado a las afueras de la ciudad de Almería y en las proximidades del Parque Natural de Cabo de Gata, que los promotores del hotel El Algarrobico aceptaron como permuta, confirma la exministra.

El acuerdo se produjo a comienzos de 2008, pero cuando Narbona lo presenta para su aprobación al entonces ministro de Economía Pedro Solbes, éste considera que la operación es correcta pero argumenta que no «ve oportuno» ejecutarla hasta después de las elecciones del 9 marzo, según relata la actual consejera del CSN. El acuerdo al que Narbona había llegado con la empresa quedó olvidado en un cajón cuando está no renovó al frente de Medio Ambiente en el segundo Ejecutivo socialista que presidió José Luis Rodríguez Zapatero, en el que las competencias de Medio Ambiente pasaron a Elena Espinosa.