El Partido Andalucista pone fin a cuatro décadas de historia

Momento de la votación./
Momento de la votación.

El 78% de la militancia presente en Torremolinos acuerda la disolución de la formación andalucista

ALBERTO GÓMEZ

El Partido Andalucista (PA) ha aprobado esta tarde su disolución en un congreso extraordinario celebrado en Torremolinos. El 78 por ciento de los militantes han respaldado la propuesta de la ejecutiva nacional saliente para poner fin a cuatro décadas de historia como movimiento político. La formación, principal referente de la autonomía andaluza, no concurrirá a ningún proceso electoral más y su organización quedará reducida a una comisión que dará cobertura legal hasta 2019 a los 319 concejales elegidos en los comicios municipales de mayo. La falta de representación en el Parlamento andaluz, donde no está presente desde 2008, y la falta de recursos económicos han abocado al PA a su desaparición.

El congreso, celebrado en el municipio malagueño «por una cuestión sentimental y logística», se ha saldado con 243 votos a favor de la disolución, 57 en contra y diez abstenciones. El PA pone así fin a cuarenta años de lucha inspirada en el Ideario andaluz de Blas Infante. Los andalucistas llegaron a tener cinco diputados en el Congreso, dos en el Parlamento de Cataluña e incluso un eurodiputado en Estrasburgo, aunque su hito fue gobernar ocho años en Andalucía, desde 1996 a 2004, en coalición con el PSOE. Su descalabro en las elecciones municipales de 2007, cuando perdieron alcaldías de referencia como la de Sevilla, confirmó una grave crisis que ha acabado siendo insalvable.

A pesar de la resistencia de algunas figuras históricas de la formación como Marcelino Méndez y de las enmiendas presentadas por las agrupaciones de Marbella, Sevilla, Coín, Ronda y Baza para evitar la disolución, el documento presentado por la ejecutiva nacional ha contado con el respaldo de una amplia mayoría de los asistentes al congreso extraordinario. El secretario general, Antonio Jesús Ruiz, ha asegurado que se trata de un final «indeseado pero necesario» después de que el electorado diera la espalda al partido en los últimos tres comicios andaluces.

Los fundadores del PA ya firmaron en julio un documento reclamando la desaparición del partido para que sus siglas no fueran utilizadas «en beneficio de nada ni de nadie». Ruiz ha asegurado que no se ha acordado el trasvase de estructuras y concejales, en alusión a las informaciones que afirmaban que sus ediles pasarían a engrosar las listas de Ciudadanos, y ha dejado la puerta abierta a la creación de una nueva formación política: «Seguimos creyendo que el andalucismo es necesario».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos