La Junta obtiene 300 millones de euros por la venta y alquiler de 70 sedes administrativas

El edificio de usos múltiples de la Junta en la avenida de la Aurora, en Málaga./
El edificio de usos múltiples de la Junta en la avenida de la Aurora, en Málaga.

Cierra con el grupogestor W. P. Carey una operación conocidapor ‘sale and leaseback’ ideada por Hacienda hace cuatro años para obtener liquidez

MARIA DOLORES TORTOSA

La Consejería de Hacienda y Administración Pública comunicó ayer tarde la «adjudicación con éxito» de la venta y alquiler simultáneo de 70 sedes administrativas de la Junta por importe de 300 millones de euros. Concluía así una operación diseñada por la citada consejería en 2010, en plena vorágine de la crisis, para obtener liquidez. El adjudicatario del lote es la gestora de fondos W. P. Carey, una compañía americana experta en este tipo de negocios conocido por los términos en inglés sale and leaseback.

La venta afecta a cuatro edificios en Málaga y uno en Marbella

La operación de venta y alquiler afecta a cinco inmuebles de la Junta en la provincia de Málaga, cuatro en la capital y uno en Marbella. Hay dos muy singulares, el conocido como edificio negro de usos múltiples, sede de varias delegaciones provinciales de la Junta, situado en la avenida Aurora; y el que alberga la oficina turística del programa Andalucía Lab en Marbell.

Otros edificios que se venden y alquilan al mismo tiempo es el del Centro de Prevención de Riesgos Laborales, de la avenida Juan XXIII; la sede provincial del Instituto Andaluz de la Juventud, de calle Carreterías; y la antigua sede de Obras Públicas de la plaza San Juan de la Cruz.

Se trata de un método de ingeniería financiera ya experimentado en países centro europeos que puede traducirse por «vender y subarrendar». La fórmula consiste en vender edificios públicos a inversores con derecho a recompra, al mismo tiempo que la administración lo alquila y paga al comprador gastos de mantenimiento. El método tiene como fin obtener liquidez no financiera, evitando el engorde del endeudamiento que desequilibre la estabilidad presupuestaria.

Esta fue la razón por la que la entonces consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, sacó a la venta un lote de 95 inmuebles de la Junta (350.000 metros cuadrados) con los que pensaba obtener 951 millones de euros en el presupuesto de 2011. La Junta no logró el éxito esperado debido sobre todo a la complejidad de la fórmula y al a inestabilidad de los mercados financieros, en pleno proceso de rescate y reconversión bancaria.

Han hecho falta cuatro ejercicios, rebajar las expectativas de ingresos y una ardua negociación para llevar a buen puerto la compleja operación. Los responsables de Hacienda se dan por satisfechos porque al final se ha logrado colocar el lote en 300 millones, siete más de lo fijado en el Presupuesto de este año (292). La gestora de fondos W. P. Carey ha realizado la compra a través de su filial en España Inversiones Holmes, que ya ha depositado una fianza de 15 millones de euros.

La Junta no renuncia al uso administrativo de los edificios. En el mismo contrato figura el arrendamiento de los inmuebles por un plazo de 20 años. Abonará por el alquiler 23,6 millones de euros anuales. La adjudicataria sufragará los gastos de mantenimiento y los tributos que graban la propiedad (IBI), pero también dispondrá de 949 plazas de aparcamiento asociadas. La operación implica el derecho de recompra de la administración andaluza en un futuro.

El lote se localiza en las ocho provincias, la mayoría en las capitales. Sevilla acapara el mayor número, 25 edificios, varios de ellos son sedes de consejerías; hay 9 en Huelva, 8 en Cádiz y en Córdoba, 7 en Jaén, 5 en Almería y Málaga y 3 en Granada.

La compañía adjudicataria W. P. Carey es líder en este tipo de adquisiciones de inmuebles ocupados por un solo inquilino. El valor de la empresa ronda los 9.800 millones de dólares y cuenta también con fondos de inversión por otros 8.300 millones de dólares. Cuenta con una trayectoria de cuatro décadas con arrendamientos a largo plazo.

La operación permitirá a la Junta obtener liquidez y salvar escollos cara a cumplir con el objetivo del déficit público (diferencia de ingresos y gastos) de este año, fijado en el 1% del PIB andaluz. Durante el primer semestre Andalucía habia registrado una desviación del 1,39%, muy lejos del tope previsto.

La consejería, cuya titular es María Jesús Montero, valora que la operación sirva para «impulsar la confianza en la comunidad», según la nota hecha pública.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos