La Junta convocará tres mil nuevas plazas de empleo público en 2015

M. Jesús Montero. /
M. Jesús Montero.

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, anuncia que la mayoría serán para los sectores de Educación y Sanidad

LALIA GONZÁLEZ

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, anunció ayer que la Junta de Andalucía aprobará una oferta de empleo público en 2015 con 3.000 plazas, de las que 2.500 corresponderán a los sectores de Educación y Sanidad y 500 plazas a los cuerpos de la Administración General.

La consejera abrió la ronda de comparecencias presupuestarias en las comisiones del Parlamento andaluz y anunció también como otra gran novedad el desarrollo de un nuevo modelo de Tesorería general que «vaya garantizando de forma progresiva los 30 días de período medio de pago, comenzando con los proveedores de dependencia y de programas de apoyo a las familias en educación». Se trata, dijo Montero, de un Plan General de Tesorería y, dentro del mismo, un Programa de Disposición de Fondos para la Ejecución Presupuestaria «que garantice que el ritmo de ejecución del gasto y de expedición de las facturas se acompasen a la percepción de ingresos por la Tesorería y su correspondiente disponibilidad para hacer frente a las obligaciones de pago».

La Junta reformará los mecanismos de control en 2015 y en los primeros meses dará a conocer la relación de las entidades beneficiarias de subvenciones, detallando cuantía y finalidad, y publicará los contratos y convenios que suscriba la Junta. Habrá un nuevo plan contra el fraude fiscal.

Asimismo, Hacienda extenderá la centralización de compras a los contratos de combustible, tanto de locomoción como térmicos y se sacarán a concurso los contratos de mantenimiento, agrupados a nivel provincial, de todas las sedes administrativas de la Junta y de sus entes instrumentales.

Otra de las novedades de este ejercicio será la implantación de indicadores de calidad en los servicios públicos, que se publicarán en la web de su Consejería, para recabar la opinión de los ciudadanos y los empleados, con el objetivo de que «no sólo prestemos servicios públicos, sino que sean de excelencia».

Montero aseguró que los funcionarios recuperarán los derechos perdidos y se preguntó si el PP lo pone en duda porque tiene «información privilegiada» de que el Gobierno central va a impedir el pago aplazado de los 426 millones de anticipos a devolver.

El diputado del 0 José Luis Miranda criticó los presupuestos andaluces como «más de lo mismo», «sin ambición» y «fallidos» para luchar contra el paro, puesto que se ha agrandado la distancia de la tasa de desempleo andaluza respecto de la media nacional. Miranda criticó el Ente Público de Crédito como una forma de «volver a meter a los políticos en el sistema financiero a costa de los andaluces». También censuró que no bajen los impuestos y aumente «la brecha fiscal» con otras autonomías.