PSOE e IU intensifican las negociaciones para sacar adelante los Presupuestos

El comité de enlace entre ambas formaciones se reunió ayer y acordó no tocar sanidad y educación si hay que hacer recortes

MARÍA DOLORES TORTOSA SEVILLA.

PSOE e Izquierda Unida intensifican las negociaciones para sacar adelanto los Presupuestos de la Junta de Andalucía para 2015. El comité de enlace de la coalición de gobierno se reunió ayer tarde con las cuentas para el próximo año como tema principal, aunque también se habló de la reforma de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) para la regularización de viviendas alegales. A partir de ahora PSOE e IU mantendrán encuentros casi diarios hasta solventar ambos asuntos.

A la reunión del comité asistieron tanto el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, como la de Hacienda, María Jesús Montero, mientras que Antonio Maíllo encabezó la delegación de Izquierda Unida. Este encuentro se produce después de que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, manifestara este lunes su voluntad de agotar la legislatura y garantizara en el debate de la Comunidad que habría presupuestos para 2015.

Díaz también advirtió de la dificultad de elaborar estas cuentas, ya que de nuevo habrá recortes en la financiación autonómica por parte del Gobierno. Montero dijo que habrá alrededor de 600 millones menos que en el presupuesto de este año, que es de 29.619 millones de euros. Pero también la rebaja de intereses por parte del Ministerio de Hacienda del dinero del FLA (fondo de liquidez autonómica) permitirá una quita de 290 millones de euros en el pago de intereses. Será de nuevo un presupuesto de resistencia, en la que ambas formaciones han vuelto a coincidir en no tocar las partidas de los servicios sanitarios y educativos, ambos gestionados por los socialistas. Hay que recordar el compromiso de ambos de que los empleados públicos recuperen los complementos de las pagas extras (347 millones de euros) y los sanitarios eventuales toda la jornada y salario (alrededor de 50 millones de euros). Uno de los escollos es decidir dónde recortar para cumplir con este compromiso.

IU ha puesto como condición la aprobación de la ley de la banca pública para que empiece a funcionar el próximo ejercicio, algo que el PSOE tendrá que complacer sí o sí.

El comité también sirvió para limar las tensiones por la reforma de la LOUA para regularizar viviendas. En la reunión se acordó que sean las titulares de Fomento, Elena Cortés, y Medio Ambiente, María Jesús Serrano, quienes se reúnan y dirijan la negociación para buscar una reforma de consenso.