La nueva ley de Servicios Sociales contempla un 'testamento vital' sobre asistencia

María José Sánchez y Miguel Ángel Vázquez. :: efe/
María José Sánchez y Miguel Ángel Vázquez. :: efe

M. D. T. SEVILLA

El Consejo de Gobierno dio el visto bueno ayer al anteproyecto de la nueva ley de Servicios Sociales, que sustituirá a la de 1988. Entre las novedades incluye el derecho a que la persona deje constancia de su voluntad anticipada sobre los recursos que quiere recibir en previsión de una incapacidad futura. Se trata, explicó la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, algo similar al 'testamento vital' que ahora rige en la sanidad, por el que una persona puede decidir con antelación qué cuidados paliativos desea recibir en caso de enfermedad irreversible, entre otros aspectos.

Otra novedad de la ley es el derecho de la persona a la libre elección del tipo y modalidad del servicio más adecuado para atender sus necesidades, y también a renunciar a las prestaciones y servicios concedidos.

Los andaluces también tendrán derecho a tener asignada una persona profesional de referencia que dé continuidad e integralidad a la atención que se preste a la persona usuaria. La consejera acotó que la distribución de estos profesionales se determinarán tras la elaboración de un mapa de los servicios sociales de Andalucía.

Como ya informó este periódico este lunes, la nueva ley incluye una tarjeta social y un historial social telemático del mismo modo que ahora funcionan la tarjeta sanitaria y el historial médico de cada usuario del SAS. La ley tiene carácter universal, por lo que también tendrán derechos a ser atendidos en situaciones extremas los inmigrantes sin regularizar que vivan en Andalucía. La consejera indicó que en estos casos tendrán una tarjeta social distinta a la de los usuarios.