El PP propondrá una ley de Inclusión Social con la renta básica ante «el olvido» de la Junta

Moreno Bonilla, ayer, durante su visita en Málaga al economato de la Fundación Corinto. /
Moreno Bonilla, ayer, durante su visita en Málaga al economato de la Fundación Corinto.

ANTONIO M. ROMERO MÁLAGA.

Cuando el Parlamento de Andalucía reanude sus sesiones tras el verano, el PP llevará a la Cámara autonómica una ley de Inclusión Social que recogerá la renta básica ante «el olvido y los incumplimientos» del bipartito de PSOE e IU en la Junta sobre esta materia. Así lo anunció ayer el líder popular Juanma Moreno Bonilla en Málaga.

Moreno Bonilla subrayó que el PP adopta esta medida ante la promesa «largamente incumplida» por el ejecutivo regional de aprobar la ley de Inclusión Social, al igual que la renta básica que el bipartito «ha olvidado» en un grupo de trabajo que lleva dos años de debates. «Creo que hay que sacarlo ya la luz. La renta básica es un eje fundamental de la ley de Inclusión Social para garantizar unas condiciones de vida dignas a aquellos andaluces que están en situación de riesgo», afirmó.

El presidente del PP-A desgranó algunos de los ejes de esta propuesta. Además de una renta básica como «derecho subjetivo y estatutario», se incluirá un plan integral de apoyo a personas en situación de exclusión que desarrollará medidas orientadas al empleo y la educación con especial incidencia en colectivos como la infancia, las personas con discapacidad, drogodependientes y mayores.

Un tercer eje de la propuesta es la potenciación de los programas de zonas de especial necesidad social para actuaciones específicas en aquellas comarcas y barrios donde hay «situaciones acuciantes y con peculiaridades en el sentido económico y social», según Moreno Bonilla. Junto a ello, se plantea promover unidades de intervención rápida.

El dirigente popular confió en que esta propuesta sea aceptada y se encuentren puntos de encuentro «para mejorar la situación de los más débiles». Así, sostuvo que los poderes públicos deben tomar conciencia de la situación de necesidad que se vive en numerosos puntos de Andalucía y reprochó a la Junta su «dejadez» en este asunto lo que, según añadió, ha provocado que el desinterés del gobierno regional deba ser suplido con sus propios recursos por los ayuntamientos y las entidades sociales.

Unas declaraciones efectuadas en su visita a la sede de la Fundación Corinto, donde se ubica el economato impulsado por 28 cofradías malagueñas y donde se atiende a 763 familias necesitadas. Moreno Bonilla estuvo acompañado por el presidente provincial del PP, Elías Bendodo, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el presidente de la Agrupación de Cofradías, Eduardo Pastor.