Melilla, 19 jul (EFE).- Una plataforma ha convocado varias manifestaciones en agosto en Melilla en demanda del paso de borregos desde Marruecos para el fiesta musulmana del sacrificio o Aid El Kebir, que se celebra el 1 de septiembre, día festivo en la ciudad.

El presidente de Coalición por Melilla (CpM), Mustafa Aberchan, ha explicado hoy que se ha comunicado a la Delegación del Gobierno en la ciudad que el 3 de agosto está prevista una caravana de vehículos y manifestaciones el 4, 11 y 18 de ese mes.

"Defender las tradiciones, defender la convivencia" es el lema de esta plataforma que aglutina a partidos como CpM y Los Verdes y a organizaciones como el Voluntariado Islámico de Acción Social (Vias), la Comisión Islámica de Melilla, la Asociación Islámica Badr, Intercultura, la Asociación de Vecinos Al-Salam y JXML.

Aberchan ha destacado en rueda de prensa que este colectivo está abierto a que se sumen "todo tipo de organizaciones", "sin exclusiones".

Al respecto, ha advertido de que el PP, que gobierna en la ciudad, actúa de forma "muy peligrosa" al pretender condicionar la entrada de borregos desde Marruecos, que el año pasado no fue posible por un brote de fiebre aftosa en el Magreb y hubo que traerlos de la península.

El líder del principal partido de la oposición en Melilla ha subrayado que quienes defienden esta tradición lo hacen desde el cumplimiento de la normativa europea y española sobre sanidad animal, y en favor "del interés del pueblo".

Por contra, ha añadido, otros lanzan "un mensaje subliminal de criminalización" hacia quienes la defienden.

Asimismo, ha señalo que el Gobierno central, que ha regulado el paso de este ganado de forma excepcional para la fiesta musulmana, muestra más sensibilidad que las autoridades de su mismo partido en la ciudad, que "tratan al pueblo de Melilla como verdaderos zombis" por intereses electorales.

El responsable de CpM ha pedido al presidente de la ciudad y del PP de Melilla, Juan José Imbroda, que "no trate al pueblo como un rebaño de borregos".

Mustafa Aberchan ha apuntado que si el año pasado fue el de "la tristeza", por la prohibición del paso de reses desde el país vecino, este puede ser "el de la crispación social" si se ponen trabas por parte del Ejecutivo de Melilla.

El Ministerio de Agricultura ha establecido una serie de condiciones para permitir el paso de borregos de Marruecos, en un borrador al que ha presentado alegaciones el Gobierno de la ciudad al entender que no existe una demanda tan masiva como para que necesariamente tengan que entrar desde este país y es suficiente con los que puedan llegar desde la península.