Sevilla, 29 mar (EFE).- Las asociaciones de accionistas de base del Sevilla, Voz del Sevillismo (VdS) y Asociación de Pequeños Accionistas (APA), han acordado unirse con el objetivo de agrupar 5.200 títulos del club, lo que supondría más del 5 por ciento de su capital social, y desarrollar a partir de ahora una acción conjunta.

Ambas entidades han anunciado este miércoles en rueda de prensa este acuerdo que, según han destacado sus responsables, persigue que el sevillismo de base participe activamente en el presente y en el futuro de la sociedad.

El portavoz del único colectivo de accionistas minoritarios y miembro de VdS, Eduardo Arenas, resaltó que a partir de ahora dejan de "llevar caminos paralelos" porque es el momento en el que "los sevillistas tienen que darle valor a sus acciones".

Arenas aseveró que su modelo es el alemán, en el que "respetan a los aficionados, a los accionistas minoritarios, y a los inversores extranjeros se les exige un mínimo de veinte años de lealtad y compromiso con el club para que puedan entrar" en su accionariado.

"El Sevilla se ha hecho con las aportaciones de sus aficionados y sin depender de ningún dueño ni administración", añadió este portavoz, para quien esta unión de accionistas "defiende la parte de sentimiento del club".

Ante el supuesto interés de inversores extranjeros por entrar en el Sevilla, conminó "a las peñas, asociaciones y sevillistas en general" a que se unan y aporten "estabilidad", y recalcó que pueden confiar en este nuevo colectivo porque ya han "demostrado lealtad al sevillismo".

Por su parte, el presidente de la APA, Jorge Jiménez, destacó que ambas asociaciones no tienen "ánimo de lucro" y buscan "proteger los intereses de los accionistas minoritarios, velar por los intereses generales del club, controlar las actividades del consejo de administración y defender una gestión transparente y eficaz".

Su vicepresidente, Pedro González, aseguró que cada acción del club "vale 4.000 euros" si se le suman a su valor contable -512 euros- "los más de 50 millones" que hay "en caja, el valor de la plantilla, de los ingresos por televisión, el estadio, e la ciudad deportiva o el valor de la marca", por lo que pidió a la afición que "no venda", sino que agrupe sus títulos en este colectivo.