Zancadas cargadas de esperanza

Zancadas cargadas de esperanza
Ñito Salas

Miles de personas participan en 62 municipios de Málaga en una caminata solidaria para que los niños con cáncer puedan hacer el Camino de Santiago

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El sueño de que medio centenar de niños malagueños con cáncer infantil y sus familiares puedan hacer el Camino de Santiago ha dado hoy un gran paso para hacerse realidad. Unas 6.000 personas en 62 municipios de la provincia han participado esta domingo en la caminata solidaria con el objetivo de recaudar fondos para esta peregrinación a visitar al apóstol y han recorrido en 35 etapas los 660 kilómetros de la Gran Senda de Málaga.

A la llamada de la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI), organizadora del evento con la colaboración de la Diputación Provincial y la Obra Social La Caixa, malagueños de todas las edades han partido a las 9.30 horas de la mañana desde cada una de las localidades para recorrer las diferentes rutas disfrutando de una espléndida jornada dominical cargada de valores solidarios. Lo recaudado, según ha explicado Juan Carmona, presidente de AVOI, irá a sufragar los gastos del viaje de niños oncológicos a Santiago, previsiblemente el próximo septiembre.

En la capital, el punto de arranque ha sido la puerta de la Diputación, donde en el jardín en el que se plantó un árbol en memoria de Pablo Ráez, se ha descubierto una placa en agradecimiento a este joven marbellí, un ejemplo de solidaridad y que con su llamamiento, antes de morir, permitió aumentar las donaciones de médulas. En cada una de las rutas, a su finalización, se ha plantado un árbol 'fuerte' en recuerdo al lema popularizado por Ráez: 'Sé fuerte'.

La ruta de la capital partió en el kilómetro cero de la Gran Senda y ha concluido en el mismo punto tras visitar el paraje natural de la desembocadura del Guadalhorce, donde los participantes, han podido llegar a través de dos rutas: una más asequible de cinco kilómetros y otra de una mayor dificultad de unos catorce kilómetros. En el trayecto, han visitado diferentes miradores para el avistamiento de las aves y la fauna de esta zona.

En otros municipios también se han recorrido parajes de gran valor ecológico, por lo que estas caminatas además del valor solidario han tenido también un componente pedagógico para conocer parte del entorno natural de las localidades participantes y que están siendo puestos en valor por la Gran Senda, un proyecto impulsado por la Diputación de Málaga bajo la presidencia de Elías Bendodo.

La jornada festiva ha concluido con los participantes disfrutando de una paella, compartiendo experiencias y con la satisfacción, como manifestaron algunos de ellos, de que sus zancadas han servido para acercar un poco más a los niños malagueños con cáncer infantil al Camino de Santiago.

 

Fotos

Vídeos