La labor de convertir incapacidad en capacidad

La labor de convertir incapacidad en capacidad

Pizarra y Álora son los dos principales pueblos en los que desde la asociación se lucha por la inclusión laboral, el compañerismo y la sensibilización

CLAUDIA SAN MARTÍN

Convertir un sueño etéreo en una realidad palpable es, cuanto menos, un trabajo arriesgado y una carrera de fondo. Si no que se lo digan a Laura Aguilar y María José Subires, dos amigas de Álora y Pizarra, respectivamente, que fantaseaban hace años con tener una asociación en común: 'Laura, ¿te imaginas que..?', era la clase de preguntas que diariamente se formulaban estas malagueñas. Al final, gracias a que la imaginación no tiene límites, surgió un proyecto que llevan defendiendo a capa y espada desde 2015.

'Imagina', más que una asociación es una familia, una comunidad de buenas personas con la ayuda siempre entre las manos y una sonrisa en el rostro. Cuando Aguilar y Subires comienzan esta aventura con la dinámica de 'Erasmus Plus', favoreciendo la movilidad de jóvenes europeos, se dieron cuenta de que había muchas personas de las zonas rurales con diversidad funcional que también necesitaban una mano amiga. En su búsqueda por encontrar educadores especiales en Álora y Pizarra que pudieran ayudar en talleres y actividades a estas personas se toparon en clase de flamenco con Paqui Nacimiento, quien ahora también forma parte de la comunidad como un pilar imprescindible. Estas tres mujeres forman en la actualidad el tándem de 'Imagina', luchando incansablemente por prestar la mayor ayuda posible a un grupo de 20 personas con diversidad funcional entre Álora y Pizarra.

Un final a la altura

Este año, que está siendo uno de los más importantes para el colectivo, han construido un proyecto que ha movido cientos de corazones de ambos pueblos. 'Artequeando' comenzó en abril y culminó a final de junio con una gala especial en la que las personas con diversidad funcional fueron las protagonistas. «Nos dimos cuenta de que a ellos les llena mucho la música y quisimos hacer este taller para impulsar su coordinación, la movilidad, la habilidad y hasta el empoderamiento», cuenta Subires, secretaria de 'Imagina'. El espacio de la piscina municipal de Pizarra se llenó de ilusión y alegría, tanto que se desbordó su expectativa de asistencia. Los ojos vidriosos, la emoción a flor de piel y el orgullo de obtener resultados favorables fueron las conclusiones del evento. «La gala la presentaron ellos, recibieron a las personas que iban entrando, y al final faltaron mesas y sillas. Todo el pueblo se volcó. Los chicos estuvieron locos de contentos, no os lo podéis ni imaginar», relata Nacimiento emocionada recordando esta fecha tan especial.

Por supuesto, 'Imagina' no pone barreras, sino que las elimina. En la asociación se reúnen cada semana personas con diversidad funcional desde los 16 hasta los 53 años, y el compañerismo y la amistad que se ha formado gracias a Laura, María José y Paqui es inabarcable. «Cuando hicieron trabajos de manualidades, como pendientes o collares para venderlos el día de la gala, se ayudaron entre ellos, y es muy emocionante de ver», relata la educadora especial.

Ahora con lo recaudado tienen algo claro: necesitan extender el proyecto y realizar un 'Artequeando II', además de organizar salidas durante el verano con estas personas con discapacidad a la piscina, a la feria o a la playa. «A ellos les encanta verse con más responsabilidades o un poco de independencia» afirma la presidenta de la asociación, Laura Aguilar, por lo que seguirán luchando para proporcionales esos momentos en los que ellos se sienten con autonomía.

Además, taller tras taller se dan cuenta de las necesidades de estas personas que, aunque tengan capacidades distintas, tienen algo en común. «Queremos hacer talleres de emociones, sexualidad, relaciones personales o los sentimientos», explica Subires, aludiendo a que aunque este tema siempre suele ser tabú hay que romper los chiclés y las mentes cerradas para aclarar que «ellos también tienen este tipo de necesidades». Sin duda, 'Imagina' es un grupo de súper heroínas que tienen un poder: convertir la 'incapacidad' en una capacidad extraordinaria, en lo impensable, y sobre todo, en fuerza, empoderamiento y sonrisas inquebrantables.

«Estamos orgullosas de lo que hemos conseguido en estos años para los pueblos»

Al comienzo, el proyecto de 'Imagina' surgió para fomentar la movilidad de jóvenes europeos, de entre 13 y 30 años, acompañándolo con talleres formativos, de creatividad e innovación. Este mismo verano, sin ir más lejos, quince jóvenes de Polonia están conviviendo con familias de locales de Pizarra. «Es el primer año que los jóvenes se quedan en las casas de familias de aquí. Trabajamos con un total de 50 chicos de al menos siete países diferentes», cuenta María José Subires. Este tipo de 'Erasmus Plus' está ayudando al desarrollo y al aprendizaje de muchos jóvenes, realizando todos los talleres en inglés y trabajando, sobre todo, la creatividad.

Pero estos planes no finalizan aquí, y es que, como relata Aguilar, a mitad de agosto cinco jóvenes malagueños tomarán un avión hacia Hungría para realizar talleres relacionados con la música, otros nueve se irán a Luxemburgo a finales de agosto para seguir la misma dinámica, y otros tantos a Macedonia para trabajar en talleres de conocimiento sobre el tema de los refugiados en Europa.

Para estas tres mujeres al frente de 'Imagina' conseguir llegar a tantos rincones, remover conciencias y levantar los corazones de muchos de los locales está siendo un sueño. «Estamos orgullosas de todo lo que hemos conseguido en estos años para los pueblos de la zona», afirma Laura Aguilar, ahora con un objetivo claro para los meses venideros: conseguir un lugar fijo donde puedan desarrollar su actividad de la asociación y organizar estas actividades de movilidad también con las personas con diversidad funcional.