Ganando la batalla al estigma social

Miguel Acosta, presidente, y David García, coordinador de actividades, en la sede de Afenes. /C. San Martín
Miguel Acosta, presidente, y David García, coordinador de actividades, en la sede de Afenes. / C. San Martín

Afenes mejora la vida de las personas con problemas de salud mental

CLAUDIA SAN MARTÍN

Para los miembros de Afenes no hay muros lo suficientemente altos y gruesos que no puedan derribar gracias a su unión. Desde hace 27 años Málaga cuenta con un apoyo fundamental y un 'club de lucha' contra el estigma social para que las personas diagnosticadas con algún tipo de enfermedad mental tengan su espacio en la sociedad. Y no hablamos de 'espacio' como un lugar físico, sino como un impulso para que su presencia en cualquier parte no se visualice como obstáculo para su desarrollo como individuos autónomos e independientes.

Nos sentamos con Miguel Acosta y David García, presidente y coordinador de actividades de Afenes, respectivamente, en la sede de su centro social ocupacional para charlar sobre los problemas con los que se encuentra la asociación actualmente. Ambos expresan su preocupación por la situación tan precaria que vive la provincia de Málaga en relación con la falta de asistencia sanitaria y recursos para tratar ciertas patologías. «La salud mental en Andalucía y, sobre todo, en Málaga está totalmente olvidada», comenta Acosta. A pesar de ello, las doce personas que forman el equipo de Afenes y las otras trece de la junta directiva no cesan en su empeño por llegar a la sociedad para que el trato a este colectivo sea justo, humano y no discriminatorio. «Hace mucho más daño el estigma que la enfermedad en sí. Las propias personas con alguna enfermedad mental se cuestionan cosas porque toman esos prejuicios impuestos en la sociedad», explica García.

La asociación que nació hace 27 años en Málaga elabora un plan para erradicar la discriminación de este colectivo en la sociedad

«La salud mental en Andalucía, y sobre todo en Málaga, está totalmente olvidada»

Pero, ¿cómo se puede remediar? Desde Afenes despliegan sus alas para llegar a cualquier rincón de Málaga y así acabar con esta presión y discriminación que sufre el colectivo. Su plan de actividades para los usuarios y familiares es tan variado que se mantienen ocupados casi todo el año. La mañana que visitamos su sede, por ejemplo, al menos quince de los usuarios de la asociación se encaminaban al autobús para visitar la Feria de Málaga. ¿Qué mejor maza para romper el muro de la exclusión social que integrarse en la sociedad como uno más? Sin prejuicios y con un gran despliegue de información para los malagueños, Afenes dispone de un boletín informativo a modo de revista que sale a la luz trimestralmente y que se puso en marcha en el año 2002. «Al principio tenía 12 páginas y era en blanco y negro. Ahora tiene 32 y es a todo color. Hemos avanzado mucho porque le ponemos cariño», comenta el presidente, que lleva ocupando su cargo desde ese mismo año.

Y están en lo cierto; nuevas administraciones, colectivos y autoridades se unen a ellos cada año para apoyar su labor tan necesaria. «Tenemos una plataforma de lucha contra el estigma a la que se han sumado muchas administraciones. Vamos a llenarla de contenido y actividades para crear consciencia en la sociedad», explica David García, apostando por romper los prejuicios realizando actividades en conjunto, y «compartiendo experiencias».

La asociación organiza charlas y conferencias de concienciación.
La asociación organiza charlas y conferencias de concienciación. / SUR

Esta estrategia encaminada a romper con el estigma se orientará a 'luchar contra las falsas creencias' a través de charlas, publicidad, entrevistas o artículos informativos; establecer la necesidad de reformas en los centros donde se atienden a las personas con enfermedad mental, o promover la asistencia socio-sanitaria en el que las familias también estén involucradas.

La problemática

A pesar de hacerse eco constantemente de la falta de empatía que sufre el colectivo, desde Afenes también se enfrentan a una problemática mucho más complicada de modificar: la de la sanidad. Miguel Acosta elabora para SUR un esquema en el que relata por puntos todas las mejoras que necesita el sistema socio-sanitario. «Málaga está muy descuidada en este aspecto, y se requieren más camas en los hospitales, casas hogar, la reducción de las listas de espera, o que se faciliten mejores condiciones y asistencia en los hospitales de día», explica. Entre estas demandas, aseguran que a pesar de haber pedido más camas en el Centro Asistencial San Juan de Dios, sólo hay cincuenta plazas para toda Andalucía. «Aunque pidamos cincuenta más siguen faltando. Esto es una miseria, y si no mejora estas personas que necesitan ser atendidas correctamente están en la calle y nos tropezamos con problemas de tipo legal», remata el presidente.

Otra de la problemática es la intervención en las patologías duales. Las personas que padecen alguna enfermedad mental y además sufren drogadicción son tratadas en diferentes centros. «Realmente son duales los recursos, no las personas. Esto fuera de Andalucía no ocurre», explica García. A pesar de ello, desde Afenes no cesarán en su empeño por mejorar la vida de este colectivo y, por lo pronto, ya tienen algunas actividades programadas de cara al 10 de octubre, el Día Mundial de la Salud Mental.

Usuarios de Afenes en las instalaciones de la asociación.
Usuarios de Afenes en las instalaciones de la asociación. / SUR