El Ayuntamiento concertará plazas con Asima para evitar el cierre inmediato de su casa

El Ayuntamiento concertará plazas con Asima para evitar el cierre inmediato de su casa

El Ayuntamiento concertará plazas con Asima para evitar el cierre inmediato de su casa

Amanda Salazar
AMANDA SALAZARMálaga

La casa de Asima coge algo de aire. Después de meses denunciando en las redes sociales la caída de ingresos que les ha llevado a las puertas del cierre de su Vivienda de Apoyo al Tratamiento en El Palo, el Ayuntamiento lanzó ayer un mensaje de esperanza al comprometerse a concertar algunas de las plazas dentro de la red de la Agrupación de Desarrollo para la atención de personas sin hogar en Málaga. Eso sí, será solo un respiro. La Asociación Antisida de Málaga tendrá que seguir luchando para el concierto de plazas con la Junta de Andalucía para que de verdad pueda ver la luz.

«Esta casa de acogida está catalogada como Vivienda de Apoyo al Tratamiento (VAT) y por tanto puede beneficiarse de una línea específica de ayudas que ofrece el gobierno andaluz, pero ante la inacción de la Junta, el Ayuntamiento se compromete a contribuir más aún de lo que lo venía haciendo para intentar evitar el cierre de este centro que realiza una excelente y necesaria función social», señaló Raúl Jiménez, concejal de Derechos Sociales.

Aún no se ha concretado cuándo se producirá este concierto. Pero el Consistorio prevé aumentar las plazas de alojamiento para personas sin hogar, que actualmente ascienden a 310. Y dentro de ese incremento, ha incluido a Asima.

La casa de Asima fue protagonista de una pregunta realizada la pasada semana a la consejera María José Sánchez Rubio en la Comisión de Igualdad y Políticas Sociales del Parlamento Andaluz por parte de la diputada por Málaga en el Parlamento andaluz, Mariví Romero. La respuesta de que no le constaba ningún problema indignó a los responsables de Asima, que llevan años intentando concretar el concierto de plazas con la Junta de Andalucía. Pero tras esa consulta, esta semana la delegada del ramo en Málaga, Ana Isabel González, ha visitado personalmente la vivienda para conocer su problemática y la labor que realiza. Este viernes 25 de mayo está prevista además una nueva reunión de la entidad en Sevilla para intentar buscar una solución a largo plazo.

Por su parte, el concejal de Derechos Sociales, Raúl Jiménez, recordó que el consistorio cedió el uso del edificio que ocupa la casa de Asima a la ONG en 2005 y desde entonces se hace cargo de sus gastos de suministro (agua, luz, etc.) y contribuye con la aportación de comidas diarias para los residentes –con 2.440 menús anuales y un coste aproximado de 11.614 euros. Desde el inicio del mandato el Ayuntamiento de Málaga ha destinado 98.000 euros a ASIMA, más allá de los gastos derivados del mantenimiento de la casa y las comidas para sus residentes. Esta aportación ha permitido a la entidad dar continuidad a su actividad con iniciativas de información y sensibilización en materia de VIH para personas vulnerables, formación y fomento del voluntariado en centros educativos, entre otras.

El problema económico, según publicó este periódico se empeoró debido a la caída de ayudas provenientes del IRPF, al pasar en parte en este pasado ejercicio las competencias del Estado a la Junta de Andalucía, lo que ha permitido abrir las subvenciones a la concurrencia competitiva.

 

Fotos

Vídeos