Este árbol va cumplir la ilusión de 800 niños malagueños

Javier Pérez-Ximénez participa en 'El árbol de los sueños'. /MIGUE FERNÁNDEZ
Javier Pérez-Ximénez participa en 'El árbol de los sueños'. / MIGUE FERNÁNDEZ

CaixaBank busca entre sus clientes padrinos para las cartas a los Reyes de menores en riesgo de exclusión social

Amanda Salazar
AMANDA SALAZARMálaga

Las iniciativas solidarias se multiplican en estos días de cara al inicio de las fiestas. A veces el espíritu navideño se encuentra a la vuelta de la esquina... o hasta en una sucursal bancaria. Los clientes de CaixaBank se han topado en estas últimas semanas con una propuesta muy diferente a las que están acostumbrados a ver en sus oficinas: Convertirse en ayudantes de los Reyes Magos a través de 'El árbol de los sueños'. El objetivo es apadrinar la carta a Sus Majestades de Oriente de un niño en riesgo de exclusión social.

En total 40 sucursales de CaixaBank en la provincia han participado para hacer realidad los sueños de 800 menores con la colaboración de diferentes ONG como Cruz Roja, Nuevo Futuro o Arrabal-AID. La idea no solo se desarrolla en Málaga. Más de mil oficinas de toda España se han sumado para buscar 'pajes reales' entre sus clientes para más de 21.000 niños que forman parte de la red de CaixaProinfancia de la Obra Social 'la Caixa'. «En España, uno de cada tres niños se encuentran en situación de pobreza y vulnerabilidad y previsiblemente esta Navidad no tendrán la visita de los Reyes Magos o no dejarán en su hogar los regalos con los que sueñan», justifican la acción desde Caixabank al explicar la iniciativa de 'El árbol de los sueños'.

El funcionamiento es sencillo. «En el árbol hay colgadas 20 bolas de cartulina en cada oficina. Los clientes que quieran participar pueden coger una de esas bolas hasta el viernes día 21; tienen detrás un número de referencia. Con ese código se dirigen a los trabajadores de la sucursal que les dan físicamente la carta de uno de los niños», explica Miguel Ángel Ortiz, director de la oficina de la avenida de Pries. El presupuesto máximo de los regalos es de 40 euros, y los mismos se depositan debajo del árbol, en la misma oficina, para hacerlo llegar a los Reyes Magos de cada niño. «La acogida ha sido estupenda, nosotros ya hace una semana que repartimos todas las cartas; los clientes se han volcado mucho porque, al saber el nombre y edad del niño o niña, ver su dibujo y el deseo que pide se implican mucho más; saben que su ayuda va a ir directamente a quien lo necesita», asegura Ortiz.

La iniciativa solidaria 'El árbol de los sueños' repartirá en toda España regalos a 21.000 niños

Uno de esos clientes es Javier Pérez-Ximenez, de 24 años, que trabaja en una agencia de seguros cerca de la oficina de la avenida de Pries. «Me contaron de qué iba 'El árbol de los sueños' y no dudé en coger una de las bolas. Luego en mi trabajo se lo conté a mis compañeros y todos quisieron colaborar, ayudándome a cumplir el sueño de una niña de 11 años que pedía un juego del 'Jungle Speed' y una caja de colores», explica Pérez-Ximénez. Se concienciaron tanto que han querido encargar para ella a los Reyes Magos no solo el juego sino un maletín lleno de colores propio de una artista.

Una de las entidades que participa es Arrabal-AID. Una treintena de niños a los que atiende recibirán este año regalos gracias a esta idea. Se trata de 20 menores de Trinidad-Perchel y otros diez de la zona de Pavero-Suárez. «En las cartas te encuentras un poco de todo, desde niños que piden un juguete en concreto a otros que solo piden pasar más tiempo con sus padres o una simple tableta de chocolate. Lo mismo comenta el director de la oficina de la avenida de Pries. «Te sorprende encontrar cartas de niños que piden algo como un chándal, porque pedir ropa en un niño pequeño no es algo habitual si no existe una verdadera necesidad», señala Ortiz.

En su caso, su propia hija Marina, de nueve años, se ha convertido en la mejor ayudante de los Reyes Magos. «Cuando llegué a casa con mi propia bola de 'El árbol de los sueños' le dije a mi familia que me había tocado una niña de diez años que pedía un libro de misterio y un juego; cuando me preguntó mi hija y le dije que era para ayudar a niños a los que los Reyes Magos no pueden llevar los juguetes que piden en sus cartas se quedó impresionada», dice. Tanto, que se llevó un buen disgusto al darse cuenta de que hay niños que no tienen tanta suerte como ella y que no pueden cubrir lo básico. «Al final ha sido una buena lección y se ha implicado ella misma en buscar los regalos para que ayudemos a los Reyes Magos a que esa niña también tenga juguetes», señala. Para Yolanda Solero, responsable de Acción Social DT Andalucía Oriental y Murcia de la Caixa, lo más interesante de 'El árbol de los sueños' es «implicar a los clientes», señala. Una acción que cumple su primera edición, pero que esperan mantener en el futuro.