El Museo Jorge Rando alza el telón

El artista malagueño presenta el nuevo espacio cultural que abrirá sus puertas al público el próximo martes

A. J. LÓPEZMÁLAGA
El museo abrirá sus puertas al público el próximo martes día 3.:: Álvaro Cabrera/
El museo abrirá sus puertas al público el próximo martes día 3.:: Álvaro Cabrera

Imágenes duras. Las hambrunas en África, el horror de la guerra, la prostitución, la muerte. Dureza también desde los materiales. Hormigón, hierro y acero. Y sin embargo, todo está bañado de luz, de una blancura que relaja la mirada y los tiempos. Porque este espacio no está pensado para los espectadores. Tampoco para los visitantes. Va dirigido al mirador de cuadros. Por ese motivo, cada pieza se presenta a una altura distinta, cada sala está pintada de un color diferente y las cartelas no acompañan a los cuadros, sino que están colocadas en el suelo para no distraer la contemplación. Jamás he titulado un cuadro, porque estoy convencido de que el cuadro, cuando tiene la última pincelada dada, deja de pertenecer al pintor, ya pertenece al mirador de cuadros, argumentaba esta mañana Jorge Rando, el artista malagueño que da nombre y obra al nuevo museo que ya es una realidad en el barrio de El Molinillo, donde abrirá sus puertas al público el próximo martes.

Más de un centenar de obras de Rando componen la propuesta inaugural de un equipamiento creado mediante una alianza a tres bandas entre el Ayuntamiento de la capital, el Obispado de Málaga y la Fundación Jorge Rando. El Consistorio ha sufragado la rehabilitación del inmueble con un desembolso de 1,3 millones de euros, la Diócesis la cedido las obras donadas por el artista, cuya fundación ha asumido por su parte una inversión de 750.000 euros tanto en la reforma del recinto, como en los talleres, almacenes y equipamientos necesarios para poner en marcha la entidad.

Además, la fundación también se hará cargo del mantenimiento del museo, cuya entrada será gratuita, como ha destacado el propio Rando (Málaga, 1941), que ha bautizado la iniciativa como la sala de estar del arte en Málaga. Una 'estancia' distribuida en cuatro salas que ahora muestran algunos de los ejes temáticos de la amplia trayectoria de Rando: África, las pintarradas, la Pasión de Jesús y la prostitución. Piezas que ocupan las cuatro salas del museo y que en unos meses darán paso al que será el discurso habitual del centro, con dos salas que repasarán la obra de Rando y otras dos destinadas a otros creadores.

Una invitación a los artistas que el museo hará extensible a los talleres habilitados para que sirvan como lugar de trabajo, tanto a las firmas consolidadas, como a los nuevos valores. Autores que deberán compartir la poética expresionista, tendencia que marca la filosofía del museo y la obra de Rando, que esta mañana reflexionaba, como quien piensa en voz alta: Es muy raro estar vivo, tener un museo y estregarse a él y al mismo tiempo a su obra. Una entrega que ahora ofrece sus ilusionantes frutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos