Expertos aseguran que la dislexia es una de las causas del fracaso escolar

Entre el 5 y el 10 por ciento de los niños españoles sufren ese trastorno, que se manifiesta en primero o segundo de Primaria

ÁNGEL ESCALERAMálaga

La dislexia (dificultad en la lectura que imposibilita su comprensión correcta) es una de las principales causas del fracaso escolar, según explicó a este periódico el presidente de la Federación Española de Asociaciones de Dislexia, Jesús Gonzalo. Este experto es el presidente del comité organizador de unas jornadas tituladas Dislexia: legislación y realidad educativa que se celebrarán hoy y mañana en el hotel NH con la asistencia de unas 250 personas.

Entre el 5 y el 10 por ciento de los niños españoles sufren ese trastorno, que se manifiesta en primero o segundo de Primaria. «La legislación española está empezando a contemplar los problemas que crea la dislexia, pero en la realidad práctica todavía falta mucho camino por recorrer, sobre todo en los centros escolares, donde muchos profesores no están preparados para enseñar en la diversidad», aseguró Jesús Gonzalo, que es psicólogo y logopeda.

En la mayoría de las ocasiones, son los padres los que descubren que a sus hijos les sucede algo con la lectura. Además de la dislexia también hay trastornos que afectan al desarrollo educativo de los menores como, por ejemplo, la disgrafía (dificultad para expresarse por escrito), que va acompañada por frecuentes faltas de ortografía, y la discalculia (alumnos que no manejan bien los códigos de los números).

El presidente de la Federación Española de Asociaciones de Dislexia subrayó que el diagnóstico de este tratamiento no siempre es fácil de hacer. A su juicio, son los profesores los que deben darse cuenta de que al niño le sucede algo con la lectura. Una vez que lo detectan deben mandar el alumno al orientador del colegio.

Origen genético

Jesús Gonzalo recalcó que la dislexia no tiene cura, pero sí hay tratamientos para paliar los síntomas y mejorar el problema. «La dislexia se puede remediar, pero no curar. El origen de este trastorno es genético. Es conveniente que la detección de la dislexia se haga cuanto antes para fijar el tratamiento más adecuado para corregir la dificultad de comprensión de la lectura», señaló este experto. Agregó que esos niños sufren en su autoestima, tienen fobia al colegio, procesos psicosomáticos y no se sienten entendidos.