El vino dulce de Málaga, en la comida de aniversario de Isabel II de Inglaterra

El vino Nº 2 Victoria de la añada 2012, de la bodega Jorge Ordóñez, se sirvió acompañando al postre en el almuerzo ofrecido por la reina en el castillo de Picton, en Gales

El moscatel naturalmente dulce de Málaga Nº 2 Victoria, de la bodega Jorge Ordóñez, ha sido servido en la comida ofrecida a la reina Isabel II de Inglaterra en el castillo de Picton, en Gales, dentro de los actos de celebración de su 88 aniversario.

La comida, de la que también disfrutó el duque de Edimburgo, tuvo como escenario el restaurante orgánico situado en el interior del castillo, y el vino Nº 2 Victoria de la añada 2012 se sirvió acompañando al postre.

Victoria Ordóñez, directora de la bodega con sede en Vélez- Málaga , ha explicado hoy en un comunicado que este caldo se está convirtiendo en uno de los vinos españoles "más universales y que más satisfacciones está dando", y ha recordado que fue el primer vino de España que ha estado presente en un banquete de los Premios Nobel en 2012.

Ordóñez ha manifestado que Jorge Ordóñez, que constituye el primer grupo de bodegas boutique de España, elabora cuatro moscateles dulces en su bodega malagueña, y en el caso de Nº 2, ha precisado que su éxito en el mundo responde a que "está realmente muy bueno, es un vino inolvidable y siempre se acierta con él".

"Nos ha hecho mucha ilusión que haya sido elegido para una conmemoración tan importante como el aniversario de la reina Isabel II de Inglaterra", ha añadido la bodeguera, que ha indicado que este caldo fue creado hace diez años por Alois Kracher, "uno de los enólogos de vinos dulces más prestigiosos del mundo".

Según Ordóñez, su singularidad se debe a su elaboración, siguiendo sistemas tradicionales que se han recuperado y sin añadir azúcares, y a la calidad de las uvas, procedentes de viñedos centenarios de la comarca malagueña de la Axarquía, que producen muy poca cantidad de fruta "pero de una calidad enorme".

Asimismo, ha resaltado que la vendimia de esta zona también es reconocida internacionalmente por su dificultad, ya que la extremada pendiente del terreno exige que se haga a mano y con la ayuda de mulas.

Ha señalado que Nº 2 Victoria es "perfecto" para tomar con fuagrás y quesos, especialmente aquellos de sabores más intensos y picantes, y también con postres con helados, fresas o dulces.

Durante la cena de los Nobel de 2012 se maridó con el postre, una trilogía de cerezas con queso mascarpone, sorbete de pistacho y cereza negra.

Por su parte, el experto Robert Parker, considerado el crítico estadounidense más influyente del mundo del vino, ha catado la añada de 2012 del Nº 2 Victoria hace pocos meses, y le ha otorgado 95 puntos y ha destacado "su pureza y textura natural, el impactante aroma a albaricoque caramelizado, mermelada de melocotón y frutos tropicales".

"Es un vino tan sensacional como singular, y hay que saborearlo para creerlo", ha agregado el crítico.