Un ‘masterchef’ a pie de calle

Las grandes firmas locales cocinarán ante el público en el Málaga Food & Wine Festival

FRANCISCO GUTIÉRREZMÁLAGA
D. Caneda, F. Rueda, Y de Aquilar, F. Artacho y A. Bernal, ayer, en la presentación. :: Salvador Salas/
D. Caneda, F. Rueda, Y de Aquilar, F. Artacho y A. Bernal, ayer, en la presentación. :: Salvador Salas

Entrar en la cocina de reconocidos chefs con estrella y curiosear entre sus fogones es el sueño de más uno. Pues bien, si Mahoma no va a la montaña... los cocineros saldrán al encuentro de los comensales. Eso es lo que se ha propuesto el nuevo certamen Málaga Food & Wine Festival, que montará el chiringuito en la calle Alcazabilla y en el Palacio de Ferias para que las grandes firmas de la cocina malagueña elaboren sus platos cara al público. Lo más parecido a un Masterchef en el que los grandes invitados serán los comensales y visitantes que podrán conocer los secretos de estos profesionales y probar sus creaciones. Además de los llamativos show-cooking, este nuevo festival, que se celebrará del 23 de mayo al 1 de junio, contará con talleres, degustaciones, catas, exhibición de películas, exposiciones, presentaciones de libros, debates y conferencias, entre otras propuestas.

Bajo el lema Málaga en 7 bocados, Food & Wine Festival se celebrará en diferentes escenarios del centro histórico de la capital para concluir, entre el 30 de mayo y el 1 de junio, con un fin de fiesta en el Palacio de Ferias de Málaga, donde se trasladarán todas las actividades, degustaciones y exhibiciones de chefs. Junto a la capital, el evento extenderá su programa a la provincia con una serie de debates que se celebrarán en Antequera, Marbella, Nerja y Ronda sobre los productos y la cocina de cada zona. Así, mediante la fusión de cultura, gastronomía y turismo, el festival escapa del tradicional perfil especializado de este tipo de eventos para fomentar la actividad culinaria entre malagueños y turistas. La única condición es que los visitantes emulen la devoción de Baco por la comida y la bebida.

Málaga Food & Wine Festival, que cuenta con el apoyo de todas las instituciones malagueñas implicadas en gastronomía y turismo (Ayuntamiento de Málaga, Turismo Andaluz, Patronato de Turismo de la Costa del Sol y Sabor a Málaga), contará con la presencia de Dani García, José Carlos García y Diego del Río, reconocidos con la estrella Michelín.

Junto a ellos, también han confirmado su presencia en el evento los cocineros Amador Fernández, Charo Carmona, Sergio del Río, Fran Segura, Javier Hernández, Ignacio Carmona, Josean Alija, José Álvarez, Kisko García, Luis Arévalo, Luis Ignacio Lera y Xanty Elías. También participarán 14 establecimientos líderes en sus diferentes especialidades, entre los que figuran Arte de Cozina, Bodega El Tostón, Hotel-Restaurante Cortijo La Reina, Manducare, Óleo, Restaurante Amador-Hotel Villa Guadalupe, Club de Golf El Candado, Restaurante Casa Paco y La Ventilla. Por último, la organización espera contar con participantes del programa de TVE Masterchef para las exhibiciones de cocina.

«La gastronomía es una actividad fundamental para entender la cultura andaluza», explicó ayer el crítico gastronómico Fernando Rueda, promotor de la idea que añadió que «a Málaga no se le identifica por la sardina, sino por los espetos que es la forma de asarla, de cocinarla». Ese «paisaje en el plato» es lo que quiere promocionar este festival.

Películas gastronómicas

El cine Albéniz se suma al evento con un ciclo de películas gastronómicas, entre las que figura el estreno del documental ficcionado Sollo, en el que el chef Diego Gallegos muestra su particular filosofía a la hora introducir el caviar en su cocina. Además, restaurantes, enotecas y establecimientos gourmet de Málaga se sumarán con degustaciones y catas.

La celebración final del evento en el Palacio de Ferias tendrá un coste de 10 euros por entrada e incluirán dos degustaciones. Además se podrán conseguir precios bonificados y ofertas de entradas a través de la plataforma web de Oferplan, según informaron los organizadores. «Nuestro objetivo es que se pueda acceder a una gastronomía de calidad a un precio que se pueda pagar», explicaron.